15.000 toneladas de basura daña a vecinos de Alpacoma y culpan del desastre a la alcaldía de La Paz

Cambio Digital.- El colapso de residuos en el relleno sanitario de Alpacoma provoca contaminación atmosférica—olores nauseabundos—que causan dolores de cabeza en las personas que habitan en los alrededores y se advierte de contaminación de cursos de agua, cultivos y suelos.  

El martes en la noche se reportó del deslizamiento de unas 15.000 toneladas de basura del relleno sanitario de Alpacoma. Inmediatamente los vecinos de las zonas aledañas se declararon en estado de emergencia por los olores nauseabundos y las consecuencias del desastre ambiental, que ya se había advertido al municipio paceño en la pasada gestión.  

El responsable de la Unidad de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, Daniel Cruz, explicó esta mañana que el colapso de las celdas —que contienen los residuos— liberó una serie de gases en la atmósfera, produciendo en la población dolores de cabeza y náuseas, principalmente en los niños.

Sin embargo, advirtió que ante una posible combustión de los residuos, es probable que se liberen ciertas partículas en el ambiente como dioxinas (compuestos químicos) y otros que son peligrosos.

Se espera un informe de parte del municipio paceño sobre el alcance de los lixiviados (residuos que se acumulan de forma líquida y arrastra gran cantidad de compuestos por donde atraviesa). “Esto tiene una alta concentración de distintas sustancias, tanto químicas como microbiológicas (…). Tenemos la hipótesis que esto pudo haber llegado a los cursos de agua por el informe del municipio que señala que ya habría llegado a una quebrada”, dijo Cruz.

Recordó que en esta época de lluvias, cualquier precipitación favorecerá al desplazamiento de los contaminantes a otros cursos de agua, por lo que es necesario determinar hasta donde podrían llegar los lixiviados.

Advirtió que entre los riesgos está la proliferación de vectores como ratones y moscas, entre otros, en el relleno sanitario que luego se convierten en vehículos de transmisión de enfermedades. Así como el riesgo de contaminación de los cultivos en las zonas aledañas.

“A la población que esta aguas debajo de Alpacoma, recomendarles que no tengan ningún contacto con cursos de agua, sobre todo a los niños”, manifestó.  

Dijo que se coordina un plan de monitoreo a largo plazo para evitar mayor contaminación de los suelos y el agua.  “Una vez que seque el ambiente, se convierte en polvo y éste en partículas que pueden desplazarse a otros lugares.

A la fecha los vecinos piden el cierre del botadero. Según datos oficiales más de 500 toneladas de basura llegan diariamente al relleno sanitario. Unas 24 familias están en riesgo de contaminación.

Gobierno habla de un desastre ambiental en Alpacoma; Revilla descarta daños a cultivos, viviendas y personas

El Ministerio de Salud aconsejó a los habitantes de Achochalla evitar contacto con fuentes de agua y la empresa TERSA, responsable del botadero, explicó que el hecho fue un «evento fortuito» causado por las lluvias de diciembre.

Habitantes de Achocalla observan parte del daño originado por el deslizamiento de liquido lixiviado del relleno sanitario.

Dirigentes de Achocalla observan parte del daño originado por el deslizamiento de liquido lixiviado del relleno sanitario. Foto: La Razón

La Razón Digital / Paulo Cuiza La Paz.- El Gobierno consideró este jueves que el deslizamiento de 15 toneladas de residuos del relleno sanitario de Alpacoma, sucedido el martes por la noche, podría considerarse un desastre ambiental. El alcalde de La Paz, Luis Revilla, aseguró que la situación está controlada y descartó afectaciones a cultivos, viviendas, personas y animales.

«Lo que ha ocurrido perfectamente podría categorizarse como un desastre ambiental con riesgo a la salud de las personas», aseguró la viceministra de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos y de Gestión y Desarrollo Forestal, Cynthia Silva, la mañana de este jueves durante una inspección a la zona de Alpacoma, a unos 14 kilómetros al oeste de la ciudad.

Al menos 15 mil toneladas de residuos sólidos se deslizaron por el cerro de Alpacoma debido a la rotura de una piscina que concentra líquidos lixiviados desprendidos de la basura que es recolectada y depositada diariamente en el relleno que funciona en el lugar desde hace ocho años.

Silva dijo a la estatal Patria Nueva que las tareas municipales de mitigación del daño, tales como la construcción de diques o el número de trabajadores destinados al área para trabajos de contención, son insuficientes y que en su opinión debería aplicarse un plan de contingencia ambiental mayor que incluya tareas como la perforación de tierra para conocer el daño causado a las aguas subterráneas.

  • La magnitud del suceso en Alpacoma.

«Es un poco difícil determinar la afectación al río Achocalla, esperamos que no haya llegado a tal nivel de gravedad. Consideramos que un accidente de este tipo debe tomarse con mucha más seriedad, con más movilización de personal (…) debería haber un numeroso personal, brigadas y adicionalmente es importante determinar que no haya contaminación a los sembradíos cuyos alimentos van a la ciudad de La Paz», insistió la viceministra.

Desde su cuenta de la red social Twitter, Revilla informó que gracias al dique construido en la quebrada Alpacoma para evitar que los residuos lleguen al río «se evitó afectaciones a cultivos, animales, viviendas y personas» que viven por el sector o aguas abajo del río Achocalla.

«La quebrada por la que bajaron los residuos está bajo control», aseguró.

«Cabe señalar que ni dentro el relleno (que es donde ocurrió el deslizamiento) ni en la quebrada Alpacoma que es colindante hay viviendas ni sembradíos, por lo que no hay ese tipo de afectaciones como se señaló irresponsablemente por autoridades de Achocalla y algun parlamentario», sostuvo.

  • La basura que se desprendió junto al líquido lixiviado.

Como medida de prevención, el Ministerio de Salud pidió a los pobladores de Achocalla evitar contacto con todo curso de agua, sobre todo los niños, explicó Daniel Cruz, funcionario de esa repartición del Estado.

El suceso originó que pobladores de Achocalla reclamen el traslado del botadero. Entre tanto, el servicio de recolección de basura en la ciudad de La Paz es irregular debido al problema en el botadero, cuyo ingreso fue bloqueado el miércoles como medida de protesta.

Este jueves, el gerente general de la empresa TERSA, que administra el relleno, Vladimir Gutiérrez, informó que la concesionaria «asumirá la responsabilidad que le corresponda».

“Una vez superada la etapa de emergencia del derrame, nuestra empresa brindará a las autoridades correspondientes un informe técnico pormenorizado de este hecho, asumiendo la responsabilidad que le corresponda como concesionaria del relleno sanitario”, dijo en conferencia de prensa.

  • Autoridades de los municipios de La Paz y Achocalla durante una inspección.

Para TERSA, lo ocurrido fue un «evento fortuito» causado por las lluvias de diciembre, lo que derivó en el colapso de la macrocelda de emergencia 4, la más antigua y ubicada en la parte superior del relleno, según publicó la Agencia Municipal de Noticias.

También informó que inmediatamente se ejecutó un plan de contingencia, que incluye la construcción de tres diques, el desvío provisional del cauce natural de la quebrada y el monitoreo técnico de la contaminación y salud pública.