Bolivia ingresó a la era de los biocombustibles con la producción y comercialización del Etanol 92

Cambio Digital.- La histórica alianza suscrita el 8 de marzo de 2018 entre el Gobierno y los empresarios privados de Santa Cruz permitió a Bolivia ingresar en la era de los biocombustibles con la producción y comercialización del Súper Etanol 92 en el mercado nacional.

El convenio fue el primer paso para iniciar el desarrollo de una nueva industria de efectos múltiples en la economía boliviana porque generará 27 mil nuevos empleos entre directos e indirectos, $us 1.600 millones de inversión en los próximos años, impulsará en 0,9% el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, en 4,4% el PIB agrícola y 0,7% el PIB industrial, mayores ingreso para YPFB, reducirá en 6% la contaminación ambiental, entre los principales beneficios, señala el informe presentado por el vicepresidente Álvaro García Linera, quien realizó un balance de gestión en diciembre de 2018.

“El etanol permitirá que la economía crezca casi 1% más, sin etanol íbamos a crecer 4,5, con etanol tenemos que estar llegando al 5,5”, destacó la autoridad en ese momento.

La nueva gasolina alternativa Súper Etanol 92 ingresó al mercado el 1 de noviembre de 2018 a un precio de Bs 4,50 el litro, inicialmente en la ciudad de Santa Cruz y luego ingresó a Tarija, Cochabamba y La Paz.

En ese marco, el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, dijo en un balance anual que la producción del biocombustible fue uno de los hechos más relevantes del pasado año, al igual que la industrialización del gas en 2017 con el ingreso de la planta de urea en Bulo Bulo, Cochabamba, y la de tuberías y accesorios, en La Paz.

La autoridad anunció que este año se ampliará la producción de combustibles verdes con el etanol 97, el biodiésel y la importación de vehículos flex-fuel.

“Estamos ya trabajando con YPFB para la implementación de la gasolina Súper Etanol 97. De igual modo, con la Cámara de Importadores de Vehículos estamos trabajando en el proyecto piloto para la importación de vehículos flex-fuel, los cuales consumen alcohol hidratado, con lo que se tendría una nueva alternativa para la población”, apuntó.