Bolivia plantea la erradicación del hambre como el reto principal de la Presidencia de CELAC

Santa Cruz de la Sierra, 28 feb (ABI).- El canciller Diego Pary afirmó el jueves, en una reunión extraordinaria de parlamentarios europeos y latinoamericanos, que el desafío principal de la Presidencia Pro Tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que este año ocupa Bolivia, es la erradicación del hambre. 

     «A Bolivia le interesa durante la Presidencia Pro Tempore de la CELAC impulsar una agenda que incluya temas relacionados a la seguridad alimentaria, la erradicación del hambre, la agricultura familiar», dijo.

    La Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat) es un organismo creado en 2006 y compuesto por 75 parlamentarios de Latinoamérica y 75 de Europa; las sesiones se realizan en cada región dos veces al año en forma intercalada.

    La sesión de EuroLat en Santa Cruz de la Sierra se concretó luego que el presidente Evo Morales extendiera la invitación a ese bloque en noviembre de 2018, en el marco de la Cumbre Iberoamericana que se realizó en Guatemala, y se constituye en una de las reuniones más importantes que Bolivia impulsada desde la Presidencia Pro Tempore de la CELAC.

    Pary también dijo que la cuestión de género, la gestión integral de riesgos de desastres, cooperación, relacionamiento extra regional, entre otros, son temas de interés para Bolivia.

    Añadió que el plan de acción adoptado por la CELAC y la Unión Europea en 2015 prioriza áreas de trabajo conjunto como el cambio climático, la protección de los migrantes, cuestiones de género, energía, educación y cultura, el problema mundial de la droga, inversiones, seguridad ciudadana, entre otros.

    Son elementos de una «agenda activa» que nos interesa profundizar, remarcó el canciller boliviano, asegurando que la CELAC es el mayor espacio de concertación entre los países de Latinoamérica y el Caribe, además de una «zona de paz».

    Pary también planteó establecer la CELAC como «eje integrador» y un instrumento para la reducción de las asimetrías entre los Estados.