Bolivia prepara primera exportación de cuero al Asia por la Hidrovía

Por Freddy Grover Choque C. / Cambio.- El martes arribará al puerto Jennefer, en la Hidrovía Paraguay-Paraná, una barcaza portacontenedores para exportar el primer cargamento de cuero vacuno boliviano al mercado del Asia, informó el presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduanas (CNDA), Antonio Rocha.

Según el empresario, el envío de esta mercadería se dará luego de que la Aduana Nacional instale el lunes el primer puesto de control especializado en el puerto internacional Jennefer, ubicado en la provincia Germán Busch, Santa Cruz, para la atención, envío y recepción de carga proveniente del océano Atlántico.

“El recinto aduanero facilitará y agilizará el comercio exterior boliviano, y por eso esperamos la llegada de un barco con más de 40 contenedores para que lleve cuero vacuno y manufacturas de madera”, dijo Rocha a Cambio.

El buque, dijo, zarpó el lunes del puerto de Asunción, en Paraguay, y su arribo al muelle boliviano está programado para el martes 20 de agosto. “Todavía no sabemos cuánto será el volumen de carga que transportará ni el valor monetario, pero este es un gran salto para el comercio exterior boliviano a través de  puertos alternativos”, acotó.

ANTECEDENTES 
Rocha mencionó que anteriormente ya se envió carga contenerizada de cemento a Paraguay y Argentina, además de madera a China por el canal fluvial, donde además se tienen otros dos muelles, Gravetal y Aguirre, que en octubre de 2018 recibieron la categoría internacional por parte del Gobierno boliviano.

“Por estos puertos generalmente se exporta carga granulada (soya, minerales y clínker) a países vecinos, pero es la primera vez que se enviarán contenedores con cuero al Asia. Desde ahora, con la Aduana portuaria, esperamos tener una frecuencia comercial por esta ruta”, aseveró.

PUERTO JENNEFER AHORRA TIEMPO Y COSTOS AL COMERCIO BOLIVIANO

El puerto internacional Jennefer, en la provincia Germán Busch, Santa Cruz.
Foto: Archivo

Por Franz Acarapi / Cambio.-Un estudio demostró que el puerto alternativo Jennefer, de categoría internacional, en la Hidrovía Paraguay-Paraná, abarata costos y reduce el tiempo en el flujo comercial boliviano, en comparación con el muelle de Arica, Chile, informó el gerente del IBCE, Gary Rodríguez.

El viernes se realizó el acto de presentación de la Orden de Proceder, otorgada por la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), que habilita al puerto Jennefer a realizar operaciones de exportación e importación de mercancías en su calidad de Zona Primaria Aduanera.

Según el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Jennefer, ubicado en la provincia Germán Busch, del departamento de Santa Cruz, ahora figura en el mapa del comercio mundial como el primer puerto internacional de Bolivia con presencia permanente de la Aduana y otras entidades estatales, sobre el canal Tamengo, que conecta con la Hidrovía Paraguay-Paraná.

En ese marco, Rodríguez explicó que un estudio realizado por la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) demostró que el puerto Jennefer, en comparación con el de Arica (Chile), abarata entre 11% y 36% el costo de importación de carga y reduce de 5 a 20 días el tiempo del transporte, lo cual depende del origen de la mercancía.

Indicó que Jennefer tiene la capacidad de mover 5 millones de toneladas (t) de carga por año por la ruta alternativa hacia el océano Atlántico, tomando en cuenta que alrededor del 70%, es decir 3,4 millones de t del comercio nacional sale e ingresa por puertos chilenos, a través del Pacífico, de forma anual.

Por su parte, el gerente general del puerto Jennefer, Bismark Rosales, indicó que el muelle está equipado para recibir todo tipo de carga y de distintos volúmenes.

Agregó que con la autorización de la Aduana, el puerto fortalece su capacidad de alcance a países como Rusia, Inglaterra, Italia, África y mercados de Asia.

Los datos oficiales señalan que Jennefer movió 400 mil t de carga de exportación en 2018, mientras que en lo que va de 2019 registró 600 mil t y proyecta llegar a un millón de t hasta diciembre.