Bolivia tiene la certificación de reservas de hidrocarburos más alta de su historia

Diario Cambio.- La empresa canadiense Sproule International Limited presentó el 29 de agosto de 2018 el informe de certificación de reservas de gas natural, que estableció que Bolivia cuenta con 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés), el más alto de la historia hidrocarburífera nacional.

“2018 nos deja con la certificación de reservas que son las más altas históricamente, no olvidemos que 2006 recibimos con 9 TCF de reservas probadas”, aseveró el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, en una entrevista con la red de medios estatales al finalizar el anterior año.

La certificación de Sproule establece 10,7 TCF de reservas probadas, 12,5 TCF de las probadas más probables y 14,7 TCF entre las probadas, más las probables y las posibles.

En ese marco, el ministro Sánchez explicó que entre las reservas probadas más las probables, Bolivia tiene garantizado el mercado interno y externo hasta 2035.

En un balance de gestión, el vicepresidente Álvaro García Linera calificó al actual nivel de reservas de gas como el cuarto logro económico del país.

“Este datito se ha certificado en 2018, por eso la importancia de ese año, borra cualquier tipo de preocupación o mentira que venía de sectores políticos destructivos que decían que Bolivia no tiene gas, Bolivia no está explorando”, sostuvo la autoridad nacional.

Indicó que sólo las reservas de gas probadas alcanzan para abastecer a Brasil, Argentina —en el marco del cumplimiento del contrato— y el mercado interno por los próximos 14 años.

De acuerdo con el informe presentado por García Linera, la reserva probada de 10,7 TCF de gas equivale a $us 70 mil millones. “Es decir, lo que hizo YPFB es garantizar que los siguientes 14 años habrá comida, habrá salud, habrá educación, habrá carreteras y habrá bienestar para los bolivianos”, remarcó el Vicepresidente.

Fortaleza de YPFB 

El Gobierno destacó la transformación de YPFB en los últimos 13 años, a partir de la nacionalización, que fue la primera medida asumida por el presidente Evo Morales al inicio de su gobierno, en 2006.

Los datos oficiales señalan que el patrimonio de la petrolera estatal creció de sólo $us 100 millones en 2005 a $us 15 mil millones en 2018.
En la actualidad, YPFB busca consolidar su internacionalización con presencia en otros países en la comercialización y distribución del gas natural y urea, además de la construcción de redes de gas a domicilio.

Para ese fin, en las recientes semanas, Bolivia consolidó acuerdos con cinco empresas privadas de Brasil: Camaçari RJ, MS-Gas, Hinove Agrociencia SA, Shell y Ambar, para la venta de gas y provisión de urea de la planta de Bulo Bulo, en el departamento de Cochabamba.

En ese sentido, la firma estatal también gestiona acuerdos con Paraguay y Perú.