Canciller Diego Pary: «Los mercados se abren cada vez más para Bolivia»

La Paz, 2 jul (ABI).- El canciller Diego Pary afirmó el martes que el Gobierno encara «sin condicionamientos» políticos los desafíos que tiene el comercio exterior boliviano ante el aumento de la demanda de productos tradicionales y no tradicionales que oferta el país a mercados internacionales.

    «Los mercados se abren cada vez más para Bolivia, los mercados cada vez están siendo mucho más receptivos a los productos bolivianos, pero lo importante es que nuestros productores produzcan (…), una vez que nuestro mercado interno esté satisfecho, podemos pensar en la exportación de todos los productos», explicó.

    En una entrevista con la Red Patria Nueva, Pary confirmó que Estado Unidos amplió la cuota de importación del azúcar boliviano hasta 9.663 toneladas para 2019.

    «Si bien tenemos profundas diferencias políticas con el gobierno de Estados Unidos (…), tenemos un diálogo permanente con sectores empresariales, con otros actores (…). Este año tenemos una sobreproducción de azúcar y por primera vez hemos logrado, en un diálogo directo y sin condicionamientos con Estados Unidos, lograr ampliar nuestro cupo para la exportación del azúcar», refrendó.

    En 2018 los ingenios del país lograron una producción superior a los 12 millones de quintales de azúcar, superando por mucho los 9 millones que requiere el mercado interno, informó el sector azucarero.

    «También es importante destacar que ha sucedido lo mismo con Chile. Bolivia tiene un cupo de 7.000 toneladas para exportar azúcar a Chile, nunca se activó esas 7.000 toneladas de exportación y ahora, para este año, se han activado», agregó Pary.

    También informó que el Gobierno entregó el domingo anterior a la Confederación de Ganaderos de Bolivia el protocolo sanitario que permitirá la exportación de carne bovina a China desde agosto próximo.

    «Las relaciones diplomáticas diseñadas por el presidente Evo Morales están destinadas a tener relaciones con todos los países del mundo (…), nuestro país está abierto a establecer relaciones de respeto mutuo, relaciones sin condicionamientos y relaciones que sean sobre la base de la no intervención y respeto a la soberanía de nuestro país», remarcó el jefe de la diplomacia boliviana.