Chile deberá pagar a Bolivia por haber usado ilegalmente las aguas del Silala, asegura canciller Huanacuni

Por Gonzalo Pérez Bejar/Diario Cambio.- Entrevista al Canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, Fernando Huanacuni:

Canciller, ¿cuáles son los ejes principales de la contramemoria?
Siguiendo nuestro lineamiento de estrategia que estuvimos trabajando bajo la dirección del hermano Presidente, junto al equipo nacional e internacional, hemos presentado a las 13.00 hora de La Haya, Holanda, 07.00 (hora de Bolivia) del viernes (ayer), a través de nuestro Agente en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Eduardo Rodríguez Veltzé, la contramemoria. Correspondía responder porque había que desvirtuar todo lo que Chile dice tener. Nuestra contramemoria se basa en los estudios realizados por nuestros investigadores y científicos, que sacaron conclusiones importantes en las áreas geológicas, hidráulicas, geofísicas, hidroquímicas, hidrológicas, medio ambientales, entre otras, porque todo esto corresponde a una precisión técnica, científica, jurídica e histórica.

A través de estos estudios se demostró que las aguas de los manantiales del Silala fluyen artificialmente a territorio chileno por las obras de canalización realizadas en el siglo pasado.

Estos antecedentes científicos describen la naturaleza de los flujos de las aguas de los manantiales del Silala hacia Chile. En nuestra contramemoria, hemos presentado argumentos de distinta índole; primero de orden histórico, jurídico y científico para que la Corte Internacional de Justicia, primero, desestime y rechace la demanda de Chile y declare, principalmente, que las aguas de los manantiales del Silala tienen un flujo artificial hacia ese territorio.

¿En el trabajo se identificó el daño ambiental que se ocasionó en el Silala por la extracción de agua de los bofedales?
Conocemos el lugar perfectamente, ahí los bofedales han sido afectados. Los bofedales periféricos a los manantiales fueron afectados de manera sistemática y progresiva con el paso del tiempo, y esto no es sólo por lo visual que se puede comprobar, sino por los resultados técnicos y científicos, que ya tienen una validez importante.

Además, tenemos un estudio de verificación que sostiene que los bofedales y humedales de la periferia fueron afectados de manera directa por la canalización.

Hace unos meses se indicó que no se presentaría una contrademanda, pero se la hizo. ¿Cuál el argumento?
La estrategia del hermano Presidente era llevar la contrademanda y lo estamos cumpliendo porque tenemos el derecho soberano. Las aguas del manantial Silala son soberanas y los canales artificiales han hecho correr esas aguas a Chile. Tenemos suficientes elementos jurídicos, históricos y científicos que nos dan elementos suficientes para contrademandar a Chile.

¿Qué se pide en la contrademanda?
En la contrademanda pedimos a la Corte Internacional de Justicia que juzgue y declare lo siguiente: primero, Bolivia tiene soberanía sobre los canales artificiales y los mecanismos de drenaje en el Silala, y estos drenajes están dentro del territorio boliviano, por lo tanto, nosotros tenemos el derecho soberano de decidir qué hacer con los mismos.

Segundo, que tenemos la decisión soberana de decidir sobre el flujo artificial que va de Bolivia a Chile.

Estos aspectos tocan algo fundamental, que todo el flujo que fue hacia Chile merece una compensación, esa compensación debe ser pagada porque se están entregando esas aguas y está sujeta a celebración de un acuerdo con Bolivia.

Tanto la contramemoria como la contrademanda se formularon con una precisión minuciosa y ahí tengo que destacar al equipo marítimo, que es parte del equipo del Silala, los equipos de especialistas en agua y los investigadores técnico científicos que dieron elementos suficientes para la contramemoria y para la contrademanda, que son aspectos sustanciales.

El criterio de la compensación se lo vincula con un acuerdo con Chile. ¿Cuál es el objetivo? ¿Buscar un diálogo? ¿Eso incluirá el pago de la deuda histórica?
Bolivia está abierta al diálogo, recordemos que (en marzo de este año) en las puertas de la Corte Internacional de Justicia lo dijo el hermano presidente Evo Morales Ayma, quien extendió una invitación directa a Chile para iniciar una nueva etapa de relaciones diplomáticas, en la cual dialoguemos, pero con honestidad y sinceridad, no en el marco de una política de dilación. Además, hemos planteado a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y el Presidente lo ha manifestado de manera directa, que presentemos una solución de beneficio mutuo para ambos países, eso significa diálogo.

El hermano Presidente lo ha repetido en reiteradas oportunidades, ha invitado a Chile a un diálogo honesto y sincero en una nueva etapa de relaciones diplomáticas.

Canciller, con la presentación de la contrademanda, ¿cuáles son los pasos procesales que se aplicarán?
Todos los actuados están en el marco de los protocolos de la Corte. Una demanda amerita una contramemoria. Nosotros, en nuestro derecho, presentamos la contrademanda, ahora lo que corresponde es pasar la contrademanda a Chile, y Chile tiene que responder con su contramemoria para seguir dando elementos de prueba que van a ser importantes para el fallo en la Corte.

Por tanto, la dinámica es a una demanda la contramemoria; a una contrademanda una contramemoria, luego la dúplica, la réplica en la fase escrita, luego viene la fase oral y posteriormente la sentencia o el fallo del tribunal.