Después de atacar a Venezuela, EEUU ahora se mete con Bolivia y causa indignación nacional

Cambio – ABI.- El presidente Evo Morales rechazó la resolución del Senado de Estados Unidos que pretende violar la soberanía de Bolivia y que atenta contra el principio de no injerencia y respeto a la voluntad democrática de los pueblos, y dijo que la instancia legislativa estadounidense debería emitir una resolución para que su presidente, Donald Trump, no viole los derechos humanos.

“Debería preocuparse más bien en una resolución a su presidente para que no viole los derechos humanos, para que respete el derecho internacional, para que respete el multilateralismo; además de eso debería instruir que si son humanos levante el bloqueo económico a Cuba, respetar todas las resoluciones de las Naciones Unidas y no estar interviniendo”, afirmó a la ABI. 

Morales dijo que “seguramente” quieren que no sea presidente para que vuelvan las bases militares de Estados Unidos a Bolivia y que sus empresas “vuelvan a ser dueñas” de los recursos naturales, acción que —aseguró— “el pueblo no va a permitir”.

“Además de eso, saludo que por estas nuevas elecciones el Senado (de EEUU) sea mi jefe de campaña, así como ha sido en 2002 el embajador Manuel Rocha, así como ha sido Obama en 2013, cuando secuestró el avión presidencial”, puntualizó el Jefe de Estado.

RECHAZO A INTROMISIÓN

“La resolución del Senado de #EEUU pretende violar la soberanía de #Bolivia y atenta contra el principio de no injerencia y respeto a la voluntad democrática de los pueblos, consagrado en la Carta de la #ONU. El pueblo boliviano es libre y digno y rechaza toda forma de intromisión”, escribió el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter. 

El Presidente dijo que EEUU no tiene moral para hablar de respeto a los derechos humanos.

INVITACIÓN PARA COMICIOS

“Y ahora su Senado habla de respeto a la democracia en América Latina. Si están preocupados, los invitamos a presenciar las elecciones en octubre. El pueblo boliviano les puede enseñar cómo toma decisiones con dignidad y soberanía”, escribió en su cuenta en Twitter.
El Senado norteamericano aprobó la resolución a pedido de tres senadores, entre ellos Robert Menéndez, quien está involucrado en casos de corrupción, indican versiones prensa. 

El documento menciona la preocupación por los esfuerzos para eludir los plazos del mandato presidencial establecidos en la Constitución y expresa la creencia de que el referendo de 2016 reflejó la voluntad legítima de la mayoría de los votantes.

Morales lamentó que Estados Unidos no haya respondido a la propuesta boliviana de mantener relaciones bilaterales de respeto mutuo y dijo que el país del norte sigue conspirando.

“Rechazamos cualquier tipo de intervención”

El vicepresidente Álvaro García Linera rechazó el martes la intromisión del Gobierno de Estados Unidos. “Estamos ante un nuevo intento de intervención en asuntos políticos de un país soberano y les hacemos recuerdo a esos funcionarios norteamericanos del Senado que Bolivia es un país soberano, democrático y respetuoso de la ley, de la norma y de la convivencia internacional, y les exigimos a ellos lo mismo”, complementó.

Además indicó que se tiene un gran aprecio y cariño al pueblo norteamericano, a su cultura, a su ciencia y a su tecnología, pero “rechazamos de manera enfática cualquier tipo de intervención en asuntos políticos de cualquier otro país”. 

Morales no permite el saqueo de Washington

La Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó una declaración que rechaza de manera contundente la intromisión del Senado de Estados Unidos (EEUU) en la política boliviana.

“El fundamento de esta resolución no es la democracia (…), el problema es que no permite el presidente Evo Morales que (EEUU) venga acá a saquear nuestros recursos naturales; no permite que venga, nuevamente, un embajador a que pueda decidir en la política” boliviana, manifestó el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

“Lo que no perdonan estos individuos (senadores de EEUU) es ese atrevimiento, esa valentía que tuvo el presidente Evo Morales de expulsar al embajador, porque todos pensábamos, en nuestra inocencia, que definitivamente Bolivia vivía de la limosna norteamericana, cuando en realidad eran ellos los que saqueaban nuestros recursos naturales”, agregó.

El Gobierno y el Legislativo denuncian injerencia y rechazan resolución del Senado de EEUU sobre la repostulación

«Si están preocupados, los invitamos a presenciar las elecciones en octubre. El pueblo boliviano les puede enseñar cómo toma decisiones con dignidad y soberanía», expresó el presidente Evo Morales

El Legislativo aprueba Declaración de rechazo al pronunciamiento del Senado de EEUU sobre la repostulación

El Legislativo aprueba Declaración de rechazo al pronunciamiento del Senado de EEUU sobre la repostulación

La Razón Digital / Paulo Cuiza / La Paz.- El Gobierno y el Legislativo coincidieron en rechazar la resolución del Senado de Estados Unidos sobre la repostulación por considerar que es una injerencia en asuntos internos.

El presidente Evo Morales cuestionó la moral de Washington para hablar de respeto a los derechos humanos e invitó a los senadores estadounidenses a presenciar las elecciones próximas.

«EEUU no tiene moral para hablar de respeto a DDHH, y ahora su Senado habla de respeto a la democracia en América Latina. Si están preocupados, los invitamos a presenciar las elecciones en octubre. El pueblo boliviano les puede enseñar cómo toma decisiones con dignidad y soberanía», escribió en su cuenta en Twitter.

Por su lado, la Asamblea Legislativa decidió este jueves tratar con dispensación de trámites una declaración de rechazo al pronunciamiento de los senadores estadounidenses, que ya había generado cuestionamientos cuando estaba siendo tratada en un comité.

El documento rechaza de «manera contundente y categórica la intromisión del Senado de los EEUU» y exige respetar la soberanía, independencia y autodeterminación de Bolivia.

Desde el Ejecutivo, también el canciller Diego Pary reivindicó la obligación de respetar las decisiones internas, bajo el principio del relacionamiento internacional de no injerencia en asuntos de otros Estados.

«No aceptamos una intervención en los asuntos internos de Bolivia, todo el tema electoral, todos los asuntos internos de Bolivia lo vamos a definir los bolivianos. Lo que se vaya a definir fuera del país no va a ser abordado por el Estado boliviano», sostuvo Pary.

El Senado de Estados Unidos (EEUU) aprobó el miércoles 10 de abril una resolución en la que menciona el referéndum del 21 de febrero de 2016 y pide que la administración de Evo Morales respete los límites a la reelección que están fijados en la Constitución Política del Estado (CPE).

Ocho puntos contiene la resolución, en la que se expresa que la votación en el referéndum de 2016, «para mantener los límites del periodo presidencial, reflejó la voluntad «legítima de la mayoría de los votantes en Bolivia.

Además se pronuncian a favor de la interpretación del secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, sobre la Convención Americana de Derechos Humanos como no aplicable a los «límites del mandato presidencial».

Un fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) habilitó a Morales a volverse a postular a un cuarto mandato consecutivo, tomando como base el derecho a elegir y ser elegido de la Convención Americana de Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio vía libre a Morales a terciar en las elecciones internas de enero, que lo habilitan a su vez para las justas del 20 de octubre.

El documento del Senado de Estados Unidos se denominada: “Una resolución que apoya los principios y estándares democráticos en Bolivia y en toda América Latina”.

Morales afirmó que Bolivia rechaza cualquier forma de injerencia. «La resolución del Senado de  pretende violar la soberanía de y atenta contra el principio de no injerencia y respeto a la voluntad democrática de los pueblos, consagrado en la Carta de la . El pueblo boliviano es libre y digno y rechaza toda forma de intromisión», escribió en otro tuit.

«Bolivia digna y soberana, jamás volverá a ser una colonia norteamericana», manifestó el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, durante el debate para la aprobación de la Declaración.

«En mi casa mandamos mi esposa y yo, ningún hijo de vecino se entromete en cuestiones de mi familia, de mi hogar y quien alienta esos propósitos es un antiboliviano, porque vulnera lo más sagrado de un país: la soberanía nacional», argumentó. 

Ministro de la Presidencia califica intervención del senado de EEUU de «grosera y arrogante»

La Paz, 11 abr (ABI).- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, reprobó el jueves la intromisión del Senado de Estado Unidos (EEUU) en los procesos democráticos de Bolivia y convocó a reflexionar sobre los avances que obtuvo el país gracias a las conquistas sociales y políticas de los últimos años en materia democrática, además, calificó esa actitud de «grosera y arrogante».

    «Reiterar la posición del Gobierno, respecto a esta intervención grosera, arrogante de los gringos contra nuestro país, contra este proceso histórico. Los problemas internos de Estados Unidos pretenden resolver haciendo la guerra contra nuestros pueblos externamente. Entonces, con toda la energía, con toda la integridad, con toda la fuerza política, nosotros rechazamos y repudiamos esta grosería imperial», sostuvo durante su participación en la presentación de la revista Correo del Alba «Homenaje a Lula da Silva».

    El Senado norteamericano aprobó una resolución en la que pide al Gobierno del presidente Evo Morales respetar los límites constitucionales en los mandatos presidenciales.

    En su intervención, en el acto que se realizó en la Casa del Alba Cultural, en La Paz, el titular de la Presidencia reprochó los afanes norteamericanos de enseñar a Bolivia lecciones de democracia y denunció los abusos que comete el Gobierno estadounidense contra otros pueblos.

    «Estados Unidos nos quiere dar lecciones de democracia, diciéndonos lo que tenemos que hacer y nos da un conjunto de recetas que tenemos que seguir. Todos los días en ese país se masacran a miles de niños a través de esa cruel industria de las armas. Nos pide que respetemos la independencia de poderes, cuando ellos en realidad de independencia de poderes no tienen nada, sus poderes públicos responden a los intereses de las grandes industrias, de grandes empresas de la muerte, de la explotación de recursos naturales, del extractivismo criminal en el mundo», cuestionó.

    En este contexto, Quintana comparó el ejercicio del voto que se practica en Estados Unidos con las elecciones que se realizan en Bolivia al afirmar que es más bien esta última nación la que podría exportar enseñanzas de democracia al país del norte.

    «Nos quieren dar lecciones de respeto a la democracia, cuando en Estados Unidos vota menos del 50 por ciento de su población y los que deciden son los grandes consorcios internacionales, cuando en Bolivia vota más del 90 por ciento de la población que es, la que decide el futuro de nuestra patria, remarcó. 

    «Por lo tanto, como pueblo boliviano no aceptamos expresiones de injerencia de ninguna naturaleza y de ninguna potencia extranjera, reprobamos su actitud supremacista y de superioridad cultural y política. Cuánta democracia podemos exportar a Estados Unidos, cuánto de ejemplo podemos dar para que aprendan de acá, que los pueblos que toman decisiones y que controlan sus recursos naturales son capaces de desarrollar políticas de inclusión, de justicia social y de redistribución de recursos, de crecimiento económico por supuesto», agregó.

    Además, Quintana explicó que Bolivia con su democracia podría no solo ser una potencia como país sino una potencia regional que hermane a otros pueblos.

    «Si en 13 años hemos cambiado la historia de nuestro país, imagínense 100 años de haber estado domesticados, aplastados, humillados a través de estas clases oligárquicas, de estos partidos políticos conservadores que se alinearon al dominio de nuestros países. Podemos ser grandes potencias, no solamente nacionales sino una gran región, potente y poderosa, si nos integramos y estamos unidos», remarcó.

    En la presentación de la revista estuvieron como panelistas, el Ministro de la Presidencia; el analista Hugo Moldiz; el director de la editorial de Correo del Alba, Javier Larraín; el analista argentino, Esteban Diotallevi; la titular de Culturas,  Wilma Alanoca; y la embajadora de Venezuela en Bolivia, Cris González.

    Por otra parte, el Ministro de la Presidencia felicitó la iniciativa de la revista como un medio alternativo que muestre otra visión de la realidad ante algunos medios y analistas que dan información a partir de las órdenes del imperio norteamericano.

Canciller boliviano rechaza resolución de senado de EEUU porque no tiene potestad de entrometerse en asuntos internos del país

La Paz, 11 abr (ABI).- Bolivia rechaza la resolución del senado de Estados Unidos (EEUU) porque no tiene potestad de entrometerse en asuntos internos de los bolivianos, afirmó el jueves el canciller Diego Pary.  

    «Bolivia es un Estado soberano, Bolivia es un Estado independiente y a los únicos a los que se debe, es a los bolivianos, nosotros rechazamos cualquier resolución que intente menoscabar el derecho de los bolivianos (…) El senado de Estados Unidos no tiene ninguna atribución para intervenir en los asuntos de los bolivianos», dijo a la Red Patria Nueva. 

    Horas antes, el Senado norteamericano aprobó una resolución por la cual pide al Gobierno del presidente Evo Morales respetar los límites constitucionales en los mandatos presidenciales, según medios internacionales. 

    A contramano, el jefe de la diplomacia boliviana denunció que se trata de una resolución que fue propuesta por una comisión del senado y recordó que Bolivia remarca en todos los foros internacionales que no acepta la intervención en asuntos internos de los países. 

    «Está claro que hoy Bolivia no está sola, hoy Bolivia está siendo acompañada por la comunidad internacional, hoy Bolivia es respetada en el contexto internacional y hoy Bolivia es uno de los países que tiene presencia en el contexto internacional, nosotros no vamos a aceptar de ninguna manera que cualquier país de afuera intente interferir en los asuntos internos del país», insistió.

    Con relación a declaraciones de algunos legisladores norteamericanos y que repiten dirigentes opositores en Bolivia, sobre un supuesto debilitamiento de la democracia boliviana, Pary puntualizó que los resultados muestran todo lo contrario y sitúa al país más vigente que nunca en el ámbito internacional.  

    «La realidad nos muestra que hoy Bolivia es un país que está vigente en toda la dinámica internacional, está presente en todos los foros internacionales y su democracia está fortalecida y en ese marco, tendremos las elecciones el 20 de octubre», refrendó.