En la Casa Grande del Pueblo se graduaron 95 técnicos de la Escuela de Salud de Chúa Cocani

Por Oscar Huaygua Delgado / Cambio.- El presidente Evo Morales celebró ayer la graduación de 95 técnicos de la Escuela Nacional de Salud-Subsede Chúa Cocani, del departamento de La Paz, en un acto que se realizó en el auditorio de La Casa Grande del Pueblo.

“Es una alegría recibir en nuestro auditorio de La Casa Grande del Pueblo a la primera promoción, es histórico e inédito (…) Hermanos estudiantes, no solamente cómo curar, sino también cómo tratar a los pacientes, animar, es una responsabilidad”, dijo en el acto.

Morales entregó títulos profesionales a 60 técnicos medios en Enfermería, 29 en Estadística y Salud, y seis en Salud Ambiental, quienes estuvieron acompañados de sus familiares, que llenaron el auditorio.

En su discurso, el Jefe de Estado destacó el esfuerzo y compromiso de esos 95 nuevos profesionales, a quienes exhortó a pensar antes en la salud de la población que en el lucro.

“La medicina no puede ser mercancía, la medicina es vida, ésa es nuestra diferencia con algunas clínicas privadas; tienen derecho, eso se respeta, pero no por querer mucha plata vamos a castigar a los enfermos”, manifestó Morales.

Además reflexionó sobre los enfermos que llegan a los centros de salud. “Alguien hace un momento me preguntaba: ¿Por qué se llama paciente? Porque al paciente hay que atender con paciencia. Hay algunos hermanos médicos (que) sólo cuando llegamos enfermos con dolor nos atienden con cariño; cuando yo era dirigente (y) llegaba al hospital (o) a una clínica (decían): ‘¡Ah!, este indio, este cocalero…’ Te desmoralizas (y quedas) doblemente enfermo”.

El Jefe de Estado felicitó a los flamantes graduados por haber escogido una carrera técnica: “Yo saludo que ustedes hayan decidido ser técnicos en Enfermería, Administración; muy bien, hay que pensar cómo prestar (un buen) servicio”.

“Alguien hace un momento decía ‘(el) programa Mi Salud nos está ayudando bastante’. Nuestra meta… ¿qué es? No quisiera que de acá a poco tiempo nuestras hermanas y hermanos se vayan a Chile, a Brasil, a Argentina, Estados Unidos o a Europa, y para que no se vayan estamos por primera vez en la historia con hospitales de cuarto nivel; quisiera que más bien vengan de afuera a aquí”, subrayó.

Recordó que el país cuenta con un modelo exitoso: “Ya no es esa Bolivia mirada, pobre, Bolivia mendiga, limosnera, (que) sólo pide plata, (esa) Bolivia conocida sólo por los golpes de Estado; ahora Bolivia tiene su propio modelo económico, sus programas sociales; ahora no se importan programas ni políticas, más bien estamos exportando programas y políticas”.

La Escuela Nacional de Salud tiene 70 años de vigencia en el país y graduó a casi 20 mil profesionales. Además, en 2010 amplió su cobertura con tres subsedes: en los municipios de Corque, departamento de Oruro; Chúa Cocani, en La Paz, y Zudáñez, en Chuquisaca.

La formación de enfermeras en el área rural

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado Benavides, aseguró que el Proceso de Cambio que impulsa el presidente Evo Morales Ayma desde 2006 permitió que las escuelas de formación en salud lleguen al área rural, “algo impensable” en gobiernos neoliberales.

“Hoy estamos viviendo un proceso de transformación muy importante; pensar hace 20 años en que íbamos a tener escuelas de formación de profesionales en el área rural era algo que no se creía, ya que la gente tenía que venir a la ciudad”, manifestó.

La autoridad gubernamental adelantó que los nuevos profesionales serán parte del personal que tendrán los 49 hospitales que construye el Gobierno en el país con una inversión de Bs 1.700 millones, infraestructura que beneficiará a todos los bolivianos.