Evo habló de la revolución boliviana ante líderes políticos e intelectuales en Rusia

Por Juan F. Cori Charca / Cambio.- El Club de Discusión Valdái reunió ayer a líderes e intelectuales rusos para escuchar las opiniones del presidente Evo Morales sobre la democracia, el proceso de cambio que lidera en Bolivia y la importancia de la presencia de Rusia en América Latina.

Hasta el lugar llegaron politólogos, letrados, escritores y periodistas, quienes siguieron atentos la exposición del Jefe de Estado por cerca de una hora, desde las 17.34 (10.34 HB) hasta las 18.32 (11.32 HB), después del encuentro que sostuvo con el presidente ruso, Vladímir Putin, en el Gran Palacio del Kremlin.

En la ocasión, Morales reafirmó su crítica al sistema capitalista y en contra de Estados Unidos, que pasó de ser el país impulsor del libre mercado a alentar la ola proteccionista, pero a favor de los grandes empresarios de ese país.

A contra partida de ello, destacó el acercamiento estratégico de Bolivia y América Latina con Rusia.

Señaló que Bolivia “tiene enormes coincidencias con Rusia” en escenarios como el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, en el que se intenta frenar las acciones unilaterales de Estados Unidos.

“Tenemos un espacio en el Consejo de Seguridad como miembro no permanente, sirve para levantar la voz, pero la mayoría se une y sigue implementando políticas de intervencionismo, inclusive sin respetar la Carta de las Naciones Unidas”, denunció.

También dijo que “es importante la presencia de Rusia en América Latina para equilibrar” la “manipulación e imposiciones” que realizan algunas naciones externas.

“Desde Bolivia hemos empezado con la presencia de Gazprom y la presencia política porque nuestro gran deseo es garantizar la paz mundial, la paz internacional y eso se hace con acuerdos en la parte política”, señaló.

El Jefe de Estado resaltó la importancia de la presencia tecnológica de Rusia porque Estados Unidos incluso usa la venta de repuestos de maquinaria estadounidense para presionar a los gobiernos progresistas.

“Nuestro deseo es que haya más presencia de Rusia en transferencia tecnológica y compartir conocimientos científicos porque estamos en proceso de industrialización”, afirmó.

En el encuentro, que tuvo como moderador al presidente del Consejo para la Política Exterior de Rusia, Fiódor Lukiánov, Morales habló del proceso democrático boliviano, que tuvo que superar los golpes militares y la inestabilidad generada por los pactos políticos que permitían al ex Congreso elegir al primer mandatario.

“Antes Bolivia tenía una democracia neoliberal, en la que los presidentes eran elegidos con el 20%; el pueblo votaba, pero no elegía. Nos organizamos en un proyecto político de liberación que nació del movimiento indígena originario, pasamos de la resistencia a la toma del poder”, manifestó.

Dijo que los pilares del cambio boliviano están en la refundación de Bolivia, la nacionalización de los recursos naturales y la redistribución de la riqueza.