Funcionarios municipales recibieron pasajes y viáticos para trabajar en proyecto privado de la esposa del alcalde paceño

Cambio / ABI.- El diputado opositor Rafael Quispe presentó ayer documentos de pago de viáticos, pasajes y gastos irregulares a favor de funcionarios del Gobierno Municipal de La Paz, los cuales fueron vinculados al programa “Yo soy mi primer amor” de Maricruz Ribera, esposa del alcalde Luis Revilla. 

“Nosotros tenemos toda la documentación que establece que esos funcionarios, que son 15, han trabajado para la Alcaldía, también han trabajado para esa fundación que es ‘Yo soy mi primer amor’. Tenemos las planillas, los viáticos, los pasajes de ida y vuelta”, dijo en conferencia de prensa en la Cámara de Diputados.

En los documentos que presentó figuran varios nombres que aparecen en una carta enviada por la Dirección de Coordinación de Políticas Sociales a la Dirección de Gestión de Recursos Humanos de la Alcaldía paceña para pedir la liberación del marcado del biométrico de nueve funcionarios ediles con el argumento de que estos “desempeñan funciones estratégicas que ameritan un trabajo acelerado”. 

Hace dos semanas, tres diputadas del Movimiento Al Socialismo (MAS) —Valeria Silva, Betty Yañíquez y Sonia Brito— denunciaron que funcionarios de la Alcaldía de La Paz trabajaron de manera simultánea en el programa privado que dirige Ribera, en horarios y días laborables; denuncia de la que Revilla y su aliado político Carlos Mesa, candidato presidencial de Comunidad Ciudadana, prefieren no hablar.

Las legisladoras del oficialismo demandaron una “profunda” investigación del caso y ayer  Quispe exigió a De Mesa, aliado político de Revilla, asumir una posición clara ante ese hecho y no “socapar” la corrupción. 

Las denunciantes indicaron que funcionarios de la Dirección de Coordinación de Políticas Sociales, además, solicitaron cotizaciones para souvenirs del programa de la esposa del burgomaestre paceño, e incluso insinuaron que los pagos de esos productos habrían salido de esa oficina.