García Linera destaca ascenso social de clases populares y crecimiento económico del país a niveles históricos

La Paz, 22 ene (ABI).- El vicepresidente Álvaro García Linera destacó el martes, en la sesión de honor por los 10 años del Estado Plurinacional en la Asamblea Legislativa, el ascenso social de las clases populares y el crecimiento económico del país a niveles históricos.

    “En 12 años los bolivianos de ingreso medios pasaron de 3 millones a 7 millones. Hasta el 2025 debemos llegar a 11 millones de bolivianos con ingreso medios”, señaló.

    García Linera, también presidente nato del órgano Legislativo, puntualizó que 63 de cada 100 familias bolivianas tienen ingresos que les permiten solventar la alimentación digna, los servicios básicos, la educación, el transporte y en algunos casos la vivienda propia.

    “Después de siglos de que la pobreza y la pobreza extrema habían sido absolutamente mayoritarias en la población boliviana, desde el año 2010, la pobreza y la extrema pobreza han pasado a ser minoritarias y cada año que pasa es aún más pequeña”, remarcó.

    De acuerdo con el vicepresidente, la nueva clase media de origen popular es más numerosa que la clase media tradicional, lo que ha desencadenado un doble proceso social: la democratización social de la riqueza y oportunidades laborales.

    Los mayores ingresos económicos que tienen las familias, también ha duplicado la inversión en educación, puesto que en número de matriculados en universidades pasó de 320.000 a 625.000, desde 2005 hasta 2018.

    “En 13 años los bolivianos con ingreso a la universidad se han duplicado, hasta el 2025 debemos volver a duplicar la cantidad de personas que entren a las universidades y que sacan su licenciatura”, agregó.

    El mandatario estableció que en más de 185 años ningún gobierno logró sacar al país de la pobreza, como lo hizo Evo Morales, que en 2006 se convirtió en el primer presidente indígena en la historia de Bolivia.

    “Hemos creado millones de empleos y oportunidades, hay que volver a hacerlo poniendo énfasis en la dignidad del empleo de las nuevas generaciones, en el mayor acceso de viviendas propias para las familias. Estos logros ya lo hemos hecho los bolivianos, sabemos cómo hacerlo, hemos demostrado que conocemos el algoritmo del crecimiento económico y del ascenso social de todos los bolivianos, estoy seguro que junto lo podremos hacer”, remarcó García Linera.

    La economía boliviana registró un promedio de crecimiento de 4,9% entre 2006 y 2017, período en el que más de 3 millones de personas salieron de la pobreza, según datos del Ministerio de Economía.

    García Linera advirtió que las “abruptas igualaciones sociales” suelen provocar reacciones conservadoras que recurren al racismo, al patriarcalismo sectorial o al post fascismo para intentar poner muros de contención a la perdida de privilegios detentados por parte de las antiguas clases medias.

     “En parte esto está sucediendo en América Latina, pero la diferencia entre Bolivia y el resto de América Latina es que el flujo de ascenso social, de pobre a clase media baja y de clase media baja a clase media estable no se ha detenido y está garantizado por el crecimiento de la economía que en la última  década es el triple 4,5% de la tasa de crecimiento demográfica que es 1,5% anual”, concluyó.