Gobernación de Santa Cruz acepta el Sistema Único de Salud

Cambio.- La Gobernación de Santa Cruz aceptó sumarse al Sistema Único de Salud (SUS), de modo que mañana firmará el convenio propuesto por el Gobierno, informó Javier Moreno, asesor de la ministra Gabriela Montaño.

El acto de rúbrica del acuerdo se llevará a cabo a las 10.00 en la casa de gobierno ubicada en la plaza 24 de Septiembre de la capital cruceña, con la presencia del gobernador Rubén Costas, detalló el funcionario.

Santa Cruz es el último de los departamentos del país que se suma al SUS, pues tenía varias observaciones financieras al convenio que planteó el ministerio del área, pero finalmente aceptó el documento intergubernativo, al que también se sumaron los ocho departamentos restantes.

Para hacer posible esta aceptación, las autoridades cruceñas y nacionales llegaron a tres acuerdos que fueron detallados por Moreno.
Primero, el Gobierno se comprometió a desembolsar hasta fin de año, en tres cuotas, la deuda de Comsalud, que es un fondo compensatorio creado para cubrir los gastos municipales que sobrepasen los presupuestos ediles para atender las prestaciones de la Ley 475.

Esta norma está referida a las atenciones médicas del Servicio Integral de Salud (SIS), que estaba vigente hasta antes del SUS. Ese esquema consistía en curaciones a niños, madres gestantes y ancianos mayores de 60 años.

De acuerdo con Moreno, la deuda por ese servicio que se brindó entre agosto y diciembre de 2018 asciende a 68 millones de bolivianos, de los cuales 46 millones de bolivianos son para los hospitales de tercer nivel. Para agilizar ese pago, el Gobierno introdujo un artículo específico en la Ley 1026 del Presupuesto Reformulado, explicó Moreno a los cruceños.

El segundo acuerdo es que el Ejecutivo cancelará el gasto generado por las atenciones en salud entre el 1 de marzo y la fecha de la firma del convenio, en el marco de la Ley 475.

Las prestaciones de esa norma quedaron sin efecto a partir del 1 de marzo con la vigencia de la Ley 1152 del SUS, pero como Santa Cruz no firmó el acuerdo del nuevo esquema, seguía prestando servicios como si la Ley 475 estuviese vigente, es decir atendiendo a niños, ancianos y embarazadas.

El monto erogado en esas atenciones, que aún no fue establecido, será cubierto por el Tesoro General de la Nación para que los hospitales no tengan un hueco financiero.

Y el tercer pacto es que también el Gobierno se hará cargo del pago de las 179 personas que hasta el momento trabajaban a contrato en los hospitales de tercer nivel del departamento cruceño. Inicialmente, el TGN pagará los salarios de esas personas, pero posteriormente les entregará ítems que garantizarán su estabilidad laboral.

Además, el Gobierno creará otros 408 puestos laborales estables, los cuales serán distribuidos en los nosocomios de esa región oriental, señaló Moreno.

En total, el Ministerio de Salud entregará 587 ítems al departamento.

El SUS es un sistema de atenciones médicas gratuitas para las personas que carecen de un seguro médico, cuya cantidad se estima en 5,5 millones de habitantes de todas las edades. El resto está cubierto por las aseguradoras.