Gobierno de Evo denuncia que EEUU envía a sus agentes de inteligencia para conspirar junto a opositores

ABI / Cambio.- El ministro de Gobierno, Carlos Romero, no descartó que fines conspirativos, de la mano de Estados Unidos, alienten a los cívicos del país a plantear medidas de presión orientadas a frenar el proceso electoral, bajo el argumento de pedir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). 

El martes, en la ciudad de La Paz, los cívicos y el Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) determinaron una marcha con crespones negros para el 6 de agosto, un paro nacional de 24 horas para el 21 de agosto y un paro general indefinido a partir del 10 de octubre.

“No descartamos (fines conspirativos), siempre van a acudir a acciones conspirativas; Dimitri Neil Oponte, él es una persona que aparentemente cumplió funciones diplomáticas en Vietnam el año 70, luego en Irak, es una persona de la inteligencia norteamericana, él estuvo en el hotel Los Tajibos, sostuvo reuniones con líderes cívicos locales de acuerdo con la información que tenemos inicialmente, entonces no descartamos que continúen con esas acciones de conspiración”, dijo a los periodistas.

De esa manera, Romero  coincidió con el presidente Evo Morales, quien el sábado denunció que el Departamento de Estado de Estados Unidos envía agentes de inteligencia para que sostengan reuniones con sus detractores, y dijo que tiene datos sobre esos encuentros.

“Quiero que sepan, el Departamento de Estado de Estados Unidos está enviando a sus agentes de inteligencia; estamos informados, están reuniéndose con algunos comités cívicos”, dijo Morales durante un acto de proclamación de su candidatura organizado por movimientos sociales de su natal Orinoca, Oruro.

Las medidas de los cívicos fueron definidas cuando faltan menos de tres meses para las elecciones del 20 de octubre, cuando nueve frentes políticos demandarán el voto de la población.