La agenda Bolivia-Perú: Tren Bioceánico, comercio marítimo y desarrollo integral de la Amazonía

Cobija, 2 sep (ABI).- Bolivia y Perú pondrán marco el lunes en la ciudad boliviana de Cobija a la agenda binacional más completa de su historia común de casi 2 siglos y a los megaproyectos bioceánico y comercial marítimo, sumarán uno inédito, el desarrollo integral de la Amazonia que comparten en el centro sudamericano.

    Los presidentes de ambos Estados, Martín Viscarra y Evo Morales se encontrarán en esta ciudad emergente del extremo norte boliviano para revisar los avances notables del Corredor Central Biocéanico que Lima y la Paz alientan sin resuello desde 2016 y a los que acaba de sumarse, con una carta de intenciones y en su arista financiera, España, por vía de su presidente, Pedro Sánchez, a principios de semana en la también boliviana ciudad de Santa Cruz (este).

    En el cuarto gabinete binacional, que también debe tratar con preminencia la utilización del puerto peruano de Ilo, en comodato para para el comercio ultramarino de la mediterránea Bolivia, Morales y Viscarra abordarán un tema que atañe históricamente a ambas potencias y que hasta hoy mismo, hasta por paradoja, no había sido considerado.

    «Hay una apuesta por el desarrollo de esta región amazónica», dijo en declaraciones a la ABI la vicecanciller de Bolivia, Carmen Almendras.

    Se trata, subrayó de «compromisos concretos, de articulación vial, de infraestructura, caminera, de proyectos de desarrollo».

    «Esa es la carta de presentación de este gabinete», el cuarto de la historia corta de este mecanismo fundado en 2015 por Morales y su par peruano de entonces Ollanta Humala, en Isla Estevez, en la jurisdicción del mítico Cusco, en los Andes peruanos, subrayó Almedras.

    Morales y Viscarra, que han abonado una relación personal en la medida de la histórica hermandad boliviano peruana, se emplazarán este lunes en Cobija, capital del septentrional departamento amazónico Pando, que estos días hierve a una media de 32 grados centígrados a más de 1.000 km de La Paz.

    La agenda de La Paz y Lima, que en su mejor forma repasará los desarrollos del mayor proyecto de integración de la historia de Sudamérica, el tren por el Corredor Bioceánico central, que pasará por el centro de Bolivia, 900 km a de este a oeste y viceversa, unirá el Atlántico brasileño en Santos, y el Pacífico peruano en Ilo o Matarani, abordará en su nuevo estadio el capítulo de la gobernanza común de los recursos hídricos compartidos.

    Es que, Perú y Bolivia están ancestralmente unidos «por el cordón umbilical de nuestras relaciones que es el Lago Titicaca», enfatizó Almendras.

    Ambos países comparten una frontera común de más de 1.200 km, mayoritariamente en los gélidos Andes sobre 4.000 m de altura sobre el nivel del mar, y una pequeña porción en esta parte de selva frondosa y virgen.

    Delegaciones de funcionarios de ambos países han dado un nuevo aspecto a esta ciudad tórrida de 70.000 habitantes que se inscribe como estación sucedánea a los gabinetes binacionales anterior de Lima, en 2017, y Sucre, un año antes.

    La expectativa crecía en esta ciudad de sol canicular en los albores de la primavera mientras los funcionarios de ambos países afinaban el documento que dará un rumbo extendido a las relaciones de Bolivia y Perú.