La concertación con cocaleros pudo más que la «fallida guerra» de EEUU contra las drogas, asegura Evo

Santa Cruz de la Sierra, 28 feb (ABI).- El presidente Evo Morales afirmó el jueves que el diálogo y la concertación que sembró el Gobierno de Bolivia con los productores de hoja de coca pudo más de la «guerra fallida» que impulsó Estados Unidos para combatir la producción de droga en países de Latinoamérica.

    «Esta fallida guerra contra las drogas, liderada por los Estados Unidos, no sólo fracasó, sino que tuvo un alto costo social cobrando vidas humanas, violentando la soberanía de  países como el nuestro», dijo en la inauguración de la sesión extraordinaria de la Asamblea Euro-Latinoamericana (EuroLat) que se celebra en Santa Cruz de la Sierra.

    Bolivia nacionalizó la lucha contra las drogas en 2008 con la expulsión de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), el Gobierno de Morales estableció una política de concertación para regular la producción tradicional de cultivos de coca, contrario a la visión norteamericana de erradicación forzosa y persecución.

    «La erradicación condicionada implicaba el atropello de los derechos humanos, convirtiendo a la DEA en el árbitro y señor de la vida política de los bolivianos (…); nuestro modelo de control de los cultivos respeta los derechos humanos», enfatizó Morales.

    La coca es la materia prima de la cocaína, pero también una hoja que es considerada sagrada por los indígenas de Bolivia, además de sus cualidades medicinales y valor nutritivo.

    Representantes de la Unión Europea y de la Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito, entre otros organismos, destacaron en varias oportunidades los esfuerzos y logros del Gobierno de Bolivia para controlar y regular la producción y comercialización de esa hoja, en el marco de compromisos internacionales de lucha contra las drogas y el narcotráfico.

    «Hermanas y hermanos, quiero decirles con mucha sinceridad, la participación de la Unión Europea, incondicional, sin bases militares en Bolivia, ha permitido demostrar que el modelo de lucha contra el narcotráfico en Bolivia ha sido totalmente exitoso (…). La violencia ya no es una notica  de cada día en la zona de cultivo de coca, el control se establece a través del diálogo y de manera  concertada en regiones productoras de la hoja de coca», remarcó.