La oposición boliviana fracasó seis veces en su intento de impedir la candidatura de Evo

Por Gonzalo Pérez Bejar / Cambio.- Las acciones de las distintas corrientes de la oposición para impedir que el presidente Evo Morales vuelva a postularse fracasaron en al menos seis ocasiones, afirmaron, por separado, un ministro de Estado, tres legisladores y un dirigente social.

“Todas las acciones que hasta ahora llevaron adelante las corrientes de la oposición han fracasado”, declaró el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, a los periodistas sobre la situación política nacional previa a la realización de las elecciones primarias, el 27 de enero.

Sostuvo que en un país democrático, como Bolivia, todos pueden expresarse a través de las movilizaciones. Recordó que con las marchas y protestas de los cívicos, plataformas y políticos de la oposición se intentó presionar al Gobierno, pero “no lo lograron”.

“Eso nos hace ver que el pedido que tienen (en contra de la postulación de Evo Morales y Álvaro García Linera) no es de interés de toda la colectividad”, afirmó.

En tal sentido —indicó— no le preocupa al Gobierno nacional lo que pueda hacer la oposición “porque no cuenta con respaldo social, y el 6 de diciembre (de 2018, el paro cívico) ha sido una muestra clara de que la gente no los apoya”.

La autoridad no descartó que se registren otras acciones de presión en contra del binomio del MAS-IPSP, que, sin embargo, fue habilitado por la Sentencia 084/3017 del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

Nada prosperó

El jefe de la bancada nacional del MAS-IPSP en la Cámara de Diputados, David Ramos, declaró que las movilizaciones de la oposición, como las huelgas de hambre y los paros, fueron un fracaso, al igual que su pretensión de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la Organización de los Estados Americanos, se pronuncie sobre la nueva candidatura de Morales y García Linera.

“Lo único que han hecho los opositores es ejercitar acciones de violencia, hostigamiento y confabulación que no cuentan con el apoyo del pueblo boliviano, que condena y rechaza este tipo de posiciones”, argumentó.

Para la jefa de bancada paceña del MAS-IPSP en Diputados, Betty Yañíquez, las manifestaciones de los partidos opositores fueron un fracaso y “las huelgas de hambre quedaron en nada”.

Su correligionario, el diputado Víctor Borda, sostuvo que la derecha “intentó generar una espiral de violencia y no lo ha logrado”. “Hoy están con otro tipo de propuestas, como la inestabilidad política y económica del país, a sabiendas de que en el marco de la democracia, Evo Morales será reelecto en las elecciones de octubre”, aseguró.

No tienen programa

En tanto, para el dirigente de la federación de productores de la hoja de coca de Chimoré, Leonardo Loza, los partidos de derecha no tienen capacidad de convocar a la población porque carecen de un programa alternativo.

“Han fracasado ideológica y políticamente porque sus respuestas no ofrecen ninguna alternativa para mejorar las condiciones de vida de los bolivianos”, fundamentó.

Frente a esas acciones, el MAS-IPSP responderá con la profundización de la democracia y participará con toda su militancia en las elecciones primarias del 27 de enero, apuntó Loza.