Mesa, Marinkovic y Sánchez Berzaín hacen la «triangulación perfecta» para ensangrentar al pueblo (García Linera)

La Paz, 28 oct (ABI).- El vicepresidente Álvaro García Linera afirmó el lunes que las coincidencias entre el candidato de la opositora Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa; y las exautoridades y prófugos de la justicia boliviana Branko Marinkovic y Carlos Sánchez Berzaín, hacen una «triangulación perfecta» para volver a ensangrentar el pueblo.

El segundo del ejecutivo se refirió a los tres personajes, horas después que estos recrudecieron en las redes sociales los ataques y movilización convocada por Mesa contra el presidente Evo Morales, quien ganó las elecciones generales en primera vuelta con el 47,08% de los votos.

«Carlos Mesa está actuando con el dinero financiado por Branko Marinkovic y la instrucción política y pensada por el asesino y criminal de El Alto, de Sorata y Warisata, Sánchez Berzaín, es la triangulación perfecta», detalló García Linera en una conferencia de prensa en instalaciones de la Vicepresidencia del Estado.

García Linera dijo que está comprobada las coincidencias de esa triangulación que reaparece para generar mayor conflicto en el país con una estrategia golpista.

El domingo, Marinkovic, que fue sindicado como uno de los principales sospechosos de financiar un grupo de mercenarios para intentar dividir Bolivia en 2009, mediante su cuenta en Twitter, afirmó que: «La elección fue fraudulenta, eso lo sabe el mundo, no basta solo la segunda vuelta se tiene que repetir sin el candidato ilegitimo e ilegal para también sacar a sus parlamentarios fraudulentos».

En tanto Sánchez Berzaín, mediante un vídeo, llamó a la población boliviana a unirse para defender la democracia y el voto del pasado domingo en las elecciones generales, siendo acusado por genocidio en Bolivia por la masacre registrada en octubre de 2003, en la denominada «Guerra del Gas».

«Son como los jinetes del Apocalipsis, cuando se juntan estos tres hay sangre, el de la plata es separatista, el asesino neoliberal y el títere político que no acepta su derrota y que es capaz de ensangrentar al pueblo boliviano con tal de imponer su capricho», afirmó el Vicepresidente.