Ministra boliviana le pide a diputado racista del Brasil que trabaje por los 240 pueblos indígenas de su país

Por Gabriela Ramos / Cambio Digital.- La ministra de Comunicación, Gisela López, reprochó las declaraciones racistas de diputado brasileño Rodrigo Amorim y le recordó que Brasil tiene más de 240 pueblos indígenas y alrededor de 100 no contactados por las que debería trabajar y reconocer.

“Yo creo que un parlamentario que ha sido autoridad por el voto, tiene que conocer la realidad de su pueblo. Y esa realidad étnica cultural de Brasil es de mucha riqueza. No puede ser que un parlamentario no sepa que hay más de 240 pueblos indígenas en su territorio y que mire al país vecino —cuyo líder es un indígena— con esa ignorancia atrevida, al referirse a nuestro Presidente”, manifestó López en conferencia de prensa.

«Lo que debiera hacer este candidato es buscar políticas de Estado para que estos pueblos de orígenes de Brasil vivan», afirmó la ministra en la Red Patria Nueva.

Aclaró que más allá de la formalidad de las relaciones diplomáticas, su reclamo es más de reflexión y reivindicación de los derechos de los indígenas que se ha desarrollado en Bolivia. Recordó que incluso la ONU declaró el 2019 como el Año de las Lenguas Indígenas.

Amorim fue elegido parlamentario por el mismo partido que llevó a la presidencia a Jair Bolsonaro, quien afirmó: “A quien le gusten los indios, que se vaya a Bolivia, que además de ser comunista, sigue presidida por un indio” en referencia a una urbanización de Río de Janeiro, denominada Aldea Maracaná, que es lugar de residencia de familias indígenas.

En este contexto, López pidió al  diputado brasileño respetar al presidente indígena que gobierna Bolivia gracias al apoyo del más del 60% del voto del pueblo en las últimas elecciones. «Tenemos un Presidente que gobierna más de 12 años, dijo.

Bolivia insta a diputado brasileño a disculparse por declaraciones racistas

Rodrigo Amorin

«A quien le guste el indio, que vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio», dijo Rodrigo Amorin, que en la foto aparece junto a Jair Bolsonaro.

EFE/La Paz.- El ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, instó al diputado brasileño Rodrigo Amorin a disculparse públicamente por una declaración realizada esta semana en la que sostuvo «a quien le guste el indio, que vaya a Bolivia».

«Nuestros pueblos indígenas merecen todo respeto y valoración y un representante electo de un país tan grande y digno como es Brasil debería disculparse públicamente», escribió Arce en su cuenta de Twitter.

El ministro añadió que «cuando se trata de defender la nación boliviana no existen diferencias políticas».

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, lamentó nuevamente ese tipo de declaraciones y manifestó que «no es una novedad» lo dicho por el diputado brasileño.

«Siempre ha habido políticas de exterminio al movimiento indígena durante la colonia y la república; para quienes repasamos la historia no es una novedad lo que dice el diputado de Brasil», apuntó Morales en un acto en la población de Villa Tunari en Cochabamba.

«En Bolivia los indígenas gobernamos totalmente diferente, es algo histórico, inédito, un orgullo», agregó el mandatario.

El pasado viernes, medios bolivianos replicaron las declaraciones del diputado brasileño Rodrigo Amorin cuando se refirió a la Aldea Maracaná que se encuentra en Río de Janeiro donde habitan al menos 25 comunidades indígenas en la que señaló que es una «basura urbana» y que es necesaria su limpieza.

«Como carioca, me causa indignación ver aquello de la manera que está hoy. A quien le guste el indio, que vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio», expresó el diputado brasileño, según los medios bolivianos.

Las declaraciones de ese diputado generaron reacciones del oficialismo y la oposición boliviana al igual que de la población que expresó su rechazo a esas palabras a través de las redes sociales.

La ministra de Comunicación de Bolivia, Gísela López, escribió en Twitter que el diputado brasileño «desprecia con ignorancia supina a nuestros antepasados, los verdaderos dueños de la Patria Grande».

Por su parte, el ex presidente boliviano y candidato por la alianza opositora Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, calificó de «indignante» las palabras de Amorin y que «ofenden a Bolivia».

El sábado, Morales lamentó el «resurgimiento de la ideología de supremacía racista como réplica de xenofobia al Gobierno de Estados Unidos» y que ante la intolerancia y discriminación, los pueblos indígenas promueven el respeto.