Opositores admiten que aun no logran «encantar» al pueblo para las elecciones generales de octubre

La Paz, 2 jul (ABI).- La oposición boliviana no logró «encantar» a la población ni ganarse su confianza a menos de cuatro meses de las elecciones generales, mientras el mandatario indígena Evo Morales, candidato a la reelección hasta 2025, mantiene su popularidad después de más de 13 años de haber llegado a la Presidencia.

    «La oposición no ha encantado a la población en este momento, pero hay cuatro meses, recién empezará la campaña verdadera y veremos si encantamos o no», dijo el diputado opositor Rafael Quispe, aliado del candidato presidencial Oscar Ortiz, de la alianza Bolivia dice No.

    El 2019 fue calificado año electoral, aunque el Tribunal Supremo Electoral lanzó recién a finales de mayo la convocatoria oficial para las elecciones generales a celebrarse el próximo 20 de octubre.

    Se prevé que más de 6 millones de bolivianos acudan a las urnas para elegir al presidente, vicepresidente, senadores y diputados para el período 2020-2025.

    La oposición boliviana se dividió en ocho frentes para enfrentar al presidente Evo Morales, candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), a quien diferentes encuestas ubican en el primer lugar con cerca del 40% de la intención de voto.

    El expresidente Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana (CC), marcha segundo en las encuestas con menos del 30%, pero con una estructura y sigla partidaria prestada, del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI).

    Para Morales «el FRI es el partido más tránsfuga de la historia de Bolivia» y remarca siempre que el pueblo se enfrentará en las próximas elecciones a políticos que fueron parte de Acción Democrática Nacionalista (ADN), del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), entre otros partidos que conformaron las «mega coaliciones» que gobernaron el país entre 1985-2003.

    Mesa fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, exlíder del MNR acusado por genocidio, mientras que Oscar Ortiz, candidato del frente ‘Bolivia dice No’ y tercero en las encuestas (8%), estuvo vinculado al gobierno del exdictador Hugo Banzer Suárez, líder de ADN.

    «Hemos visto que la oposición ha ido por ahí avanzando más en encuestas que en la sociedad civil. No hay una adhesión a Mesa ni a Ortiz», dijo el candidato a la Vicepresidencia del MNR, Fernando Untoja.

    Víctor Hugo Cárdenas, candidato presidencial de Unidad Cívica Solidaridad (UCS), es otro político que estuvo vinculado al MNR, un antiguo partido que, según Untoja, se ha reorganizado en los últimos años y busca ser la diferencia en los próximos comicios.

    «La diferencia con Carlos Mesa es que tiene un club de amigos (…) y no tiene una filosofía política, no tienen por tanto un pensamiento político para Bolivia, Ortiz tampoco, Víctor Hugo está con UCS, quiere ser candidato», remarcó el candidato emenerrista.

    Los otros partidos habilitados por el órgano Electoral son el Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL), el Movimiento Tercer Sistema (MTS), el Frente Para la Victoria (FPV) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC), el candidato presidencial de este último, el ex presidente y líder del MIR, Jaime Paz Zamora, renunció a su candidatura en los últimos días.

    Paz Zamora dijo que se encontró «con un muro», en alusión a políticos que querían hacer las cosas como en los tiempos «de la política del siglo XX».

    «La oposición es un caos total, ellos hicieron candidatos a partir del odio que le tienen a presidente Morales y no a partir de construir una alternativa de país», señaló por su parte el diputado oficialista Lino Cárdenas.

    Las intervenciones públicas de los candidatos opositores durante este año electoral estuvieron marcadas por un discurso contra los «errores» de la actual administración y la retórica de un «verdadero cambio», aunque los rivales políticos de Morales no han presentado por el momento un plan de gobierno.

    Con el reloj en contra, los opositores concentran sus esfuerzos en elaborar sus listas de candidatos, incluso hay partidos que recurrieron a las redes sociales para buscar postulantes a diputados y senadores ante la falta de simpatizantes.

    «Quiero invitar a todas las mujeres y hombres de este país que quieran llegar al parlamento que me manden un (mensaje de) WhatsApp a este número con una pequeña descripción de su vida y me digan por qué quieren ser diputados o senadores y en qué circunscripción. Llegó el momento de transformar la política», convocó el candidato a la Presidencia del MNR, Virginio Lema.

    El calendario electoral establece que los partidos deben presentar hasta el 19 de julio las nóminas al Tribunal Supremo Electoral.