Presidente Evo entregó el estadio municipal Hugo Zabala en Cobija

Por Luis Fernando Cruz Ríos / Cambio.- El presidente Evo Morales entregó ayer el estadio municipal Hugo Zabala, emplazado en el barrio Villa Busch de la ciudad de Cobija, capital del departamento de Pando, con una inversión de 8.677.675 bolivianos.

El Jefe de Estado —acompañado del gobernador Luis Adolfo Flores, del alcalde Luis Gatty Ribeiro, concejales y dirigentes de organizaciones sociales— expresó su complacencia por la inauguración del proyecto para la práctica del fútbol.

De acuerdo con los datos técnicos, la obra tiene un campo de juego con césped natural de dimensiones reglamentarias, graderías de hormigón armado con cubierta metálica, camerinos para jugadores de ambos equipos y árbitros, cabina de transmisión, cuatro torres de iluminación y baterías de baño para mujeres y hombres.

“Hermano Alcalde, hermano Gobernador, pueblo de Cobija, Villa Busch, exdeportistas, deportistas actuales, como la compañera de la Selección boliviana de fútbol femenino, y a todos, un pequeño aporte más para seguir practicando el deporte, el fútbol en especial”, manifestó el Jefe de Estado.

En ese contexto, convocó a las autoridades locales, a los dirigentes de organizaciones sociales y a las nuevas generaciones a reflexionar por qué ahora en el país se pueden entregar pequeñas, medianas y grandes obras.

Señaló que gracias a la unidad orgánica de los sectores sociales más olvidados y marginados se pasó de la lucha sindical a la electoral para nacionalizar los recursos naturales y recuperar las empresas estratégicas del Estado, que estaban en manos de compañías transnacionales extranjeras por decisión de los gobiernos de la derecha neoliberal, sometidos a organismos financieros.

“(…) y a partir de ese momento cambia nuestra economía, el crecimiento que nadie puede negar y que permite hacer obras pequeñas, medianas y grandes en toda Bolivia (…) Hermanas y hermanos, qué tan importante ha sido cambiar la situación económica del país y cómo era antes, saqueo permanente a nuestros recursos económicos o recursos naturales”, sostuvo.

Morales insistió en que durante los gobiernos neoliberales, el Producto Interno Bruto (PIB) era de 5.000 millones de dólares y la deuda externa de 5.000 millones de dólares, lo que se mantuvo durante la época de la democracia pactada neoliberal; y que cuando asumió la presidencia (22 de enero de 2006) el PIB fue de 9.000 millones de dólares, pero que con el cambio de la matriz económica y en 13 años de su gestión, el PIB llegó hasta 40.800 millones de dólares en 2018.