Presidente Evo pide sanciones ‘drásticas y ejemplarizadoras’ para falsificadores de medicamentos

La Razón Digital / Kattya Valdés / La Paz.- “La falsificación de medicamentos es un atentado criminal contra nuestro pueblo”, advirtió este viernes el presidente Evo Morales en un mensaje publicado en su cuenta en Twitter, donde además pidió las sanciones más «drásticas y ejemplarizadoras» para los responsables de este hecho criminal que fue destapado el pasado fin de semana en Desaguadero, La Paz.

“La falsificación de medicamentos es un atentado criminal contra nuestro pueblo. La investigación de este delito debe seguir hasta dar con los responsables y aplicarles las sanciones más drásticas y ejemplarizadoras. Poner en riesgo la salud es atentar contra la vida”, escribió el Jefe de Estado.

El 1 de abril diez personas fueron aprehendidas en un operativo que se realizó en el Desaguadero, donde se descubrió la red. Siete de ellos fueron enviados con detención preventiva a prisión y tres se beneficiaron con detención domiciliaria.

La noche del miércoles otras tres personas fueron detenidas, luego de un operativo policial que se realizó en dos inmuebles particulares de la avenida Buenos Aires y la zona Obispo Indaburo de La Paz, donde funcionaban centros de acopio de esos medicamentos. Los mismos que fueron remitidos con detención preventiva a diferentes centros penitenciarios.

La mañana de este viernes la Fiscalía también anunció que investigará a la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) y al Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, por incumplimiento de deberes, debido a que no cumplieron con su labor fiscalizadora durante los últimos cinco años, tiempo en el cual habría operado esta red criminal.

Entretanto, la Policía continúa investigando este caso y se anuncian controles en las 1.600 farmacias existentes en La Paz. 

Tráfico de fármacos: Fiscalía activará proceso por incumplimiento de deberes contra Agemed y Sedes

Se sabe que la red que traficaba medicamentos ilegales operaba hace unos cinco años y por eso la Agemed, que depende del Ministerio de Salud, y el Sedes están en la mira de la Fiscalía por una supuesta omisión en los controles a los fármacos y las farmacias.

La directora de Agemed, Patricia Tames,

La directora de Agemed, Patricia Tames. Foto: Ángel Guarachi

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz.- El Ministerio Público activará un proceso por incumplimiento de deberes en el caso de la red de tráfico de medicamentos falsos, adulterados y de contrabando descubierta en la última semana, anunció este viernes el fiscal departamental de La Paz, Williams Alave. Recordó que la responsabilidad de fiscalizar la venta de fármacos corresponde a la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) y al Servicio Departamental de Salud (Sedes), en este caso de La Paz.

“Paralelamente vamos a ingresar a generar una investigación por incumplimiento de deberes porque no solamente vamos a sancionar al que trafica medicamento ilegal, sino a aquel que no controla”, sostuvo durante una entrevista en la red Unitel, al referirse a la investigación que hasta la fecha descubrió que la red funcionaba desde hace al menos cinco años y que distribuía los fármacos ilegales a todo el país.

«Hace cinco años se ha permitido realizar esta situación que va en contra de la salud pública y sin embargo las instituciones encargadas de generar un control tanto en el ámbito de las farmacias, como del expendio, como del consumo de este tipo de medicamentos, no han sido efectivas y ahí vemos que sí existe un incumplimiento de deberes por parte de estas personas», afirmó.

Añadió que con el inicio del proceso por incumplimiento de deberes se buscará “una sanción para los responsables”.

La directora de Agemed, Patricia Tames, aseguró, en una entrevista con la misma estación de televisión, pero el jueves, que la entidad “hace controles constantes y diarios en los establecimientos, tanto en distribuidoras, importadoras, la industria farmacéutica y en establecimientos donde se expenden los medicamentos”.

Agemed, aclaró, es la instancia que emite la autorización para la comercialización de medicamentos. Cuando se le pregunto por el paradero de los medicamentos ilegales, respondió: “Específicamente habría que preguntar a ellos (la Policía)”.

Para Alave, “lo que sí tenemos que ver es que las instituciones, en este caso Sedes y Agemed, tienen que controlar periódicamente esto y no lo han hecho. Damos un ejemplo, no conocen el número de farmacias que hay en La Paz”.

El director Técnico del Sedes, Freddy Valle, dijo que las funciones de control de esa repartición “están ligadas a la Agemed” y al Ministerio de Salud. Precisó que tienen registradas 1.600 farmacias, pero además reveló que “sabemos que existen farmacias clandestinas, o sea que no están registradas, el número es difícil de calcular, calculamos que puedan ser unas 500”.

El Sedes, por orden de Agemed, activó operativos de control, pero “llegar a 1.600 farmacias es imposible, peor a las clandestinas”, dijo Valle. “Tenemos métodos de investigación de campo con teorías estadísticas y estamos llegando en lo posible a un 90% de efectividad”, afirmó a la red Uno.

Tames reveló en los días pasados que su despacho identificó un medicamento muy similar a uno que se identificó dentro del lote ilegal y que es de uso clínico. El hallazgo se hizo en una farmacia cercana al Hospital de Clínicas, pero nunca se lo reportó a la Policía.

“Lastimosamente las instituciones hacen una omisión para evitar ser involucrados en este tipo de casos, pero no olvidemos que en nuestro sistema penal también el encumbramiento es un delito que cuando no se denuncia un hecho, mucho más se sanciona a la persona cuando es un funcionario público porque además comete el delito de incumplimiento de deberes”, indicó Alave.

Bajo esos indicios, las investigaciones, a juicio del fiscal, deben ir más allá del ilícito por el cual hay 13 procesados. Se han identificado varias irregularidades, entre ellas que la Agemed no coordinó con la Fiscalía para hacer los operativos de control.

“Partamos de la hipótesis de que este tipo de actividad ilícita lo realizan hace cinco años y hace cinco años se ha permitido realizar esa situación que va en contra de la salud pública, sin embargo las instituciones encargadas para generar un control tanto en el ámbito de las farmacias, como del expendio y consumo de este tipo de medicamento no ha sido efectivo y ahí vemos que sí existe un incumplimiento de deberes por parte de estas personas”, señaló Alave. 

Fiscalía investiga a médicos ligados a la red de tráfico de medicamentos falsos

La red criminal que falsificaba medicamentos tenía como clientes a médicos que practicaban abortos ilegales, además de farmacias clandestinas. La Fiscalía inició con las investigaciones.

Parte de los medicamentos falsos, adulterados y de contrabando que fue secuestrado por la Policía.

Parte de los medicamentos falsos, adulterados y de contrabando que fue secuestrado por la Policía. Foto: Salud

La Razón Digital / Jaime Soto / La Paz.- En el operativo realizado el miércoles en la calle Gallardo de La Paz, donde se encontró un almacen de medicamentos falsos y de contrabando y se capturó a tres personas, se confiscó además documentación y tarjetas de al menos cuatro médicos que podrían estar ligados a este negocio ilícito, probablemente vinculado también con la práctica de abortos clandestinos.

Así lo reveló este viernes el fiscal asignado al caso Marco Vila, quien recordó que la investigación aún se encuentra en proceso, aunque cada vez con mayores indicios de que la red habría extendido su alcance a varios puntos del país.

“Los mismos (medicamentos) eran suministrados a diferentes consultorios ligados a abortos ilegales y a farmacias clandestinas. Se han encontrado documentos que están siendo evaluados y se pueda asumir una decisión”, explicó en declaraciones a radio Éxito.

“Se tienen nombres de médicos, de los cuales se han colectado como tarjetas; se están evaluando y procesando”, agregó.

En el operativo del miércoles se encontró documentación que hace sospechar que algunos galenos solicitaban medicamentos para atender casos de abortos clandestinos.

Villa dijo que los operativos continuarán a objeto de dar con el resto de las personas que atentaron contra la salud de la población. “Esta organización es grande. Los operativos no solo se realizaran en La Paz, sino a nivel nacional”, anunció.

Ayer el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Fredy Valle, explicó que en La Paz existen “500 o más farmacias clandestinas que no tienen la autorización respectiva para su funcionamiento”.

En horas de la mañana, la justicia determinó enviar a la cárcel a los últimos tres aprehendidos, implicados con la organización criminal, con detención preventiva.