Presidente Evo revela afanes golpistas de militares del servicio pasivo

Cambio.- “Ya son otros tiempos, no habrá golpe de Estado, ese grupo que se quede tranquilo, nunca hemos pensado detenerlos, tienen derecho a hacer política, pero no podrán hacer un golpe de Estado”, afirmó ayer el presidente Evo Morales en la Escuela Militar de Sargentos, en Tarata, Cochabamba.

Morales declaró que “un general y dos o tres coroneles del servicio pasivo preparaban un golpe de Estado para el 21 de agosto de este año”, y que lo hacían atribuyéndose la representación de todo el servicio pasivo y de las FFAA. “Decían: Va a correr sangre el 21 de agosto, vamos a tumbar a este Gobierno”, relató Morales.

“Felizmente —dijo el Presidente— sus mismos camaradas nos pasan grabaciones” de las reuniones. “Saludo a los militares del servicio pasivo que están junto a las Fuerzas Armadas y su pueblo, defendiendo la democracia y sobre todo esos profundos cambios que hicimos gracias a la unidad del pueblo boliviano”, expresó.

El 21 de agosto de 1971 se registró el cruento golpe encabezado por el entonces coronel Hugo Banzer Suárez, quien derrocó “a un general patriota, al general Juan José Torres que con obreros y trabajadores trabajó para sentar soberanía”, señaló Morales.

Manifestó que la dictadura militar dio paso al saqueo de los recursos naturales y recordó que políticos opositores planificaron un paro cívico para el 21 de agosto, “como un homenaje a la dictadura, al golpe de Estado de aquellos tiempos bajo el Plan Cóndor en toda Sudamérica y América Latina”.

Si bien en un inicio el paro cívico fue convocado a escala nacional, éste apenas se cumplió en La Paz, Tarija y Cochabamba y sin la contundencia que se esperaba. El Ejecutivo y varios políticos de la oposición, como el senador Arturo Murillo y el gobernador de La Paz, Félix Patzi, indicaron, por separado, que la medida fue un fracaso.

Programas de gobierno
En el acto que se realizó con motivo del 119 aniversario de la Escuela Militar de Sargentos del Ejército “Sgto. Maximiliano Paredes”, el presidente Morales afirmó que algunos partidos políticos plantean, en sus programas de gobierno, eliminar la Escuela de Sargentos y hasta  que se establezca el servicio social militar voluntario, “entiendo para cerrar poco a poco las Fuerzas Armadas, está en los programas de gobierno de candidatos opositores, que seguramente nunca fueron al cuartel y no saben qué son las Fuerzas Armadas”.

“Las Fuerzas Armadas para mí son la institución que garantiza la soberanía e independencia del Estado, la dignidad y la identidad de un pueblo, la defensa del territorio nacional, al servicio del pueblo y por Constitución defender los recursos naturales, para que nunca más haya saqueo”, aseveró.

El Jefe de Estado pidió a los mandos de las grandes y pequeñas unidades que reflexiones y revisen los programas de gobierno que se presentan para las elecciones de octubre de este año.

Señaló que las nuevas generaciones, los alumnos de las instituciones de las Fuerzas Armadas, del Ejército, de la  Fuerza Aérea Boliviana y de la Armada Boliviana deben conocer lo que sucedió hace 48 años, el 21 de agosto de 1971.

El régimen de Banzer duró siete años, hasta el 21 de julio de 1978, y contó con el apoyo del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y Falange Socialista Boliviana (FSB). Años después fundó Acción Democrática Nacionalista (ADN) y fue elegido presidente junto con Jorge Tuto Quiroga Ramírez (1997-2001).