Presupuesto para 5 años del Sistema Único de Salud (SUS) universal y gratuito: $us 600 millones

Cambio.- El Gobierno prevé que la implementación del Sistema Único de Salud (SUS) universal y gratuito será gradual y progresiva, y que la cobertura total se alcanzará después de cinco años, es decir en 2023.

El Gobierno destinó 200 millones de dólares para 2019, que será el primer año de ejecución. Esos fondos provienen del Tesoro General de la Nación (TGN) y se invertirán en los hospitales de tercer nivel. 

Actualmente, estos nosocomios son administrados, de acuerdo con la Ley Marco de Autonomías, por las gobernaciones, pero la Ley 1152 del SUS determina que serán gestionados por el Gobierno, pero bajo la norma vigente, razón por la cual se enviaron convenios intergubernativos a los gobiernos departamentales para que deleguen esta competencia al nivel central del Estado.  

Solo $us 106 millones

En la actualidad, los departamentos invierten solo 106 millones de dólares de sus recursos en la administración de estas infraestructuras. 
El plan del Ejecutivo es duplicar esta inversión, y por ello para el primer año se dispusieron 200 millones de dólares. 

En lo que respecta al primer y segundo nivel, la Ley 1152 determina que se mantendrán bajo dirección de las alcaldías, para lo cual se prevé un aumento de fondos. 

Antes de la norma, estos gobiernos locales debían invertir hasta el 15,5% de sus recursos de coparticipación en ambas secciones, pero ahora, con la implementación del SUS, deben erogar, al menos, 15,5%, es decir por encima de ese porcentaje.

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, detalló que en la actualidad, el 70% de las alcaldías invierte menos del 50% de ese monto previsto por norma, y ahora se espera que con el cambio suba ese gasto. 

Dijo que el mecanismo previsto en la Ley 1152 para garantizar un mayor gasto es el pago intergubernativo, es decir que si el paciente de una población es atendido en otra, la primera debe pagar por ese servicio al municipio que hizo la labor. Señaló que se espera que así suba el monto.

Actualmente, los recursos de coparticipación de las comunas destinadas a salud representan 209 millones de dólares. Si se suma esta cantidad a los 200 millones de dólares adicionales, el SUS arrancará el 1 de marzo con 409 millones de dólares para el primer año. 

El viceministro Terrazas informó que la proyeccción hasta 2023 es que ese monto llegue a los 600 millones de dólares, 50% de los cuales será pagado por el Gobierno y el otro 50% por las alcaldías. 

Entre los primeros

Con ese financiamiento, Terrazas recalcó que el país llegará al 6,2% de gasto público en salud en relación con el Producto Interno Bruto (PIB). Esto incluye el gasto que realiza el Ministerio del área en las campañas y programas de prevención y promoción de enfermedades en el país, monto que actualmente está en 1.600 millones de dólares.

 Y si le sumamos —añadió— el monto previsto para inversión, como con el Plan de Hospitales, que tiene un presupuesto de casi 2.000 millones de dólares, el gasto público en salud se establecerá en 7,2% del PIB. 

Estas cifras permitirán al país ubicarse entre los primeros de la región con alta inversión pública en el área. 

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los únicas tres naciones que actualmente superan el 6% de gasto público en salud respecto al PIB son Cuba, Costa Rica y Uruguay. Y que países como Chile, Brasil y Perú están por debajo del 5% de erogaciones estatales. 

Actualmente, Bolivia está en 4,7% de gasto público, y con los 200 millones de dólares de este año llegará al 5,2%, según la OPS.

El SUS extiende las atenciones gratuitas a toda la población que carece de un seguro. Hasta el momento, solo embarazadas, niños menores de 5 años y ancianos mayores de 59 años gozaban de un servicio sin costo. 

Durante el primer año, el nuevo esquema brindará 1.200 prestaciones, agrupadas en 400 productos. La mayoría de estas dolencias serán atendidas en el primer nivel, es decir en las postas y centros de salud de los municipios.

De acuerdo con el plan, los enfermos deben ingresar al sistema por los establecimientos municipales, aunque en caso de emergencias podrán acudir a cualquier nivel. 

Estos servicios serán brindados desde el 1 de marzo en todo el país, aunque algunas gobernaciones, como Santa Cruz, La Paz y Tarija, aún no firmaron los convenios para el tercer nivel. 

El Gobierno espera la contrapropuesta de la Gobernación de Santa Cruz

El viceministro de Salud y Promoción, Álvaro Terrazas, informó que el Ministerio del área analizará la propuesta de convenio que anunció el Gobierno Departamental de Santa Cruz para la implementación del SUS cuando la reciba formalmente.

“A través de medios informales nos enteramos de esta contrapropuesta, pero la analizaremos y después daremos nuestra respuesta a la Gobernación cruceña. Esperemos que hoy (ayer) nos llegue”, señaló la autoridad.

En dicho documento, la entidad departamental pide 1.890 ítems y 600 adicionales, o sea  2.500, lo cual para el Viceministro de Salud  significa el desligamiento de la responsabilidad financiera por parte de la Gobernación.

La autoridad señaló que ningún artículo de la Ley 1152 Hacia el Sistema Único de Salud indica que los Sedes serán transferidos al Gobierno.

Estos servicios seguirán con todas las funciones que les compete por la Ley de Autonomías, pero con los convenios, el Ministerio de Salud proporcionará equipamiento, insumos, medicamentos y mejoramiento de las infraestructuras de los hospitales.

“Los gobiernos departamentales se hacen cargo del control y mantenimiento de los equipos, ahora será el Ministerio el que se ocupe de estas tareas en los hospitales de tercer nivel a través de los gestores del SUS”, explicó.

Los gestores del SUS son equipos de coadministración que además del control y mantenimiento de los equipos nuevos y ya existentes verán la gestión de calidad y planificación hospitalaria.

De acuerdo con las Redes de Servicios de Salud, alrededor del 60% de los equipos hospitalarios se malogra por el mal uso. “Por eso son necesarios los convenios intergubernativos, no hace mucho ya hemos firmado uno con la Gobernación cruceña, con el cual nos delegan la construcción del Hospital de Montero, entonces no es un elemento nuevo”, aclaró.