Samper dice que Almagro de la OEA se convirtió en parte del problema en Venezuela en vez dé una solución

La Paz, 12 feb (ABI).- El expresidente de Colombia y exsecretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, afirmó el martes en La Paz que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se convirtió en parte del problema por el que atraviesa Venezuela y no en una solución institucional, que es la labor que debiera cumplir -dijo- como cabeza de una institución multilateral.

    “Lamentablemente, el secretario general de la OEA, que debía ser parte de la solución de la crisis de Venezuela, se ha convertido en parte del problema. El escenario en el cual uno creería que debería actuar el secretario general de la OEA es, precisamente, el escenario institucional, en el que él tiene sus responsabilidades”, dijo en conferencia de prensa.

    Esta jornada, Almagro se reunió en Washington, Estados Unidos, con un grupo de jóvenes de una organización opositora venezolana a los que instó a luchar por “recuperar la democracia de su país”, porque, a su entender, “ningún militar puede detener a los jóvenes venezolanos”. 

    Para Samper, Almagro se convirtió en un “excelente activista” que responde a los intereses del gobierno de EEUU.

    “Hay un nuevo factor de perturbación en la región que es la llegada a la presidencia del señor Donald Trump, que tiene una agenda absolutamente anti latinoamericana”, advirtió.

    A criterio de Samper, los componentes para superar la crisis de Venezuela tienen que ver con un plan inmediato de estabilización económica, un acuerdo sobre una posible anticipación de las elecciones generales, una reforma a la Constitución para reestablecer el equilibrio de poderes en ese país y la conformación de una “comisión de la verdad” que establezca posibilidades de indultos o amnistías. 

    “Yo creo que este es el momento en que se debe producir no un diálogo, y quiero ser enfático en esto, no estamos proponiendo que se restablezca un diálogo, sino que haya una negociación directamente entre el presidente Nicolás Maduro y el autoproclamado presidente Juan Aguadó”, dijo. 

    Samper remarcó que no es con más sanciones económicas o bloqueos financieros que se va a conseguir que la gente que vive necesidades en Venezuela pueda llegar a obtener alimentos, medicinas y atención de sus necesidades; por el contrario, dijo que eso ahonda más el problema que vive ese país.

    Advirtió que la presión económica puede derivar en resultados “catastróficos” como el enfrentamiento entre venezolanos, una guerra civil entre partidarios y no partidarios del actual Gobierno.