Trabajo por los más vulnerables, el pedido de Morales que tuvo eco en Mercosur

Por Daniel Ramos, enviado especial/ Santa fe, 17 jul (ABI).- La lucha contra la pobreza fue un tema central el miércoles en la 54 Reunión del Consejo del Mercado Común y Cumbre de Presidentes del Mercosur; después que el presidente Evo Morales abogó por un trabajo conjunto en favor de los sectores olvidados y pobres, su pedido tuvo eco en otros mandatarios que asistieron a la cita, como el chileno Sebastián Piñera.

    «Cualquier convenio o tratado siempre deben estar orientados a atender las demandas de los más humildes, de los más pobres, de los más olvidados en la historia de nuestra querida región», remarcó en su discurso Morales, en cuyo gobierno Bolivia dejó de ser el país más pobre de Suramérica.

    A continuación del discurso de Morales, el turno fue del mandatario chileno, quien llamó a los miembros del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y sus Estados Asociados (Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam) a buscar una mayor integración para la liberación del comercio.

    Piñera subrayó que los esfuerzos también deben concentrarse en la atención de problemas sociales como refirió su homólogo de Bolivia, en proceso de adhesión plena al Mercosur.

    «Tenemos que incorporar nuevos temas que están presentes, como es el tema de la migración, el envejecimiento acelerado de nuestra población, la igualdad de género, la integración de las Pymes (micro, pequeña o mediana empresa) para que, como dijo el presidente Morales, estos acuerdos favorezcan a todos, pero especialmente a los más vulnerables», puntualizó Piñera.

    Los países del Mercosur celebraron en la ciudad argentina de Santa Fe el resultado de 20 años de negociaciones con la Unión Europea y vaticinaron múltiples y sustanciales mejoras para la economía de la región.

    «Este acuerdo nos va a permitir potenciar el comercio y las inversiones con el bloque económico más importante del mundo (…) y sobre todas las cosas va a impactar positivamente en la calidad de vida de nuestra gente», dijo el presidente argentino Mauricio Macri antes de pasar la posta y entregar la presidencia pro témpore del Mercosur a Brasil.

    El mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, dijo que su país asume la presidencia del Mercosur con un ambicioso plan de acción y menos discurso, eliminar el sesgo ideológico del bloque y acelerar las negociaciones comerciales con grandes economías del mundo.

    «Lo que buscamos es que cada país de Sudamérica sea autónomo, sea democrático y que cada país también sea grande», refrendó.

    El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo que el objetivo superior es lograr mayor bienestar y oportunidad para el desarrollo de los pueblos.

    «El acuerdo Mercosur-Unión Europea no es solamente un acuerdo comercial, sino que contempla pilares políticos, de cooperación, los cuales abarcan herramientas para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la promoción de los derechos humanos, la protección del ambiente, entre otros elementos que atañen a la calidad de vida de nuestros ciudadanos», afirmó.

    En ese marco, el comunicado conjunto de los presidentes de los Estados partes del Mercosur y Estados asociados plasmó ese «compromiso con la profundización de la integración regional para contribuir al desarrollo económico y social, a la mejora de la calidad de vida y la erradicación del hambre y la pobreza en la región, en línea con la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible».

    En 2015, la ONU aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino para mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. 

    La Agenda tiene 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer y la defensa del medio ambiente.