Transporte público empieza a usar la carretera Jaime Mendoza que acorta 133 km entre Sucre y Oruro

CORREO DEL SUR/SUCRE.- De momento sólo una empresa de transporte interdepartamental hace uso de la nueva carretera de la diagonal Jaime Mendoza, inaugurada recientemente y que une a Sucre directamente con Oruro y La Paz, otra lo hace de forma interdiaria y las demás prefieren esperar que pase la temporada de lluvias debido a que se presentan constantes deslizamientos.

Actualmente seis empresas prestan servicio de transporte de Sucre a Oruro y siete a La Paz, la mayoría continúa realizando el trayecto por la ciudad de Potosí a pesar de que por la nueva ruta se reduce el viaje en 133 kilómetros lo que representa un ahorro de tiempo de más de dos horas.

La empresa Flota Bustillo que presta servicio diario de transporte entre Sucre y Oruro con buses semicama fue la única que decidió cambiar definitivamente su ruta por la diagonal Jaime Mendoza, lo hizo una semana antes de su inauguración.

“La mayoría de los choferes son de Llallagua, al igual que los dueños de la empresa, entonces ya conocen prácticamente la ruta, y nos han dicho que está bien la carretera”, comentó el encargado de venta de pasajes de la Flota Bustillo Jared Puente.

Indicó que los buses parten de Sucre a las 21:00 y arriban a Oruro cerca de las 4:00, en cambio antes cuando transitaban por Potosí llegaban aproximadamente a las 6:00. La nueva ruta es demandada especialmente por los comerciantes que requieren llegar temprano a destino para realizar sus compras.

El costo del pasaje entre Sucre y Oruro, en buses semicama, fijado por la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) es Bs 84, aunque en la mayoría de los días se reduce hasta Bs 70.

La empresa Trans San Miguel que también presta servicio entre Sucre y Oruro fue la primera en cambiar su ruta a la diagonal Jaime Mendoza, hace casi un mes con un bus cama, aunque de forma interdiaria y paralelamente opera todos los días por la ciudad de Potosí.

“Hay personas que no quieren ir por Llallagua, la nueva carretera, porque las curvas son cerradas, no es bien para ir, y como nuestros buses son de dos pisos a veces es muy peligroso, por eso vamos día por medio, el propietario es el que va por ahí”, comentó la encargada de venta de pasajes de Trans San Miguel, Anabel Poveda.

Tanto el bus que va por Potosí como el que transita por Ravelo parten de Sucre a las 21:30; el que toma la ruta directa llega a las 4:00 pese a que va con mayor precaución, en cambio el otro arriba a Oruro aproximadamente a las 5:30.

El mismo día que se inauguró la carretera Sucre-Llallagua, hace más de una semana, la empresa Trans Azul que presta servicio entre la Capital y Oruro realizó un viaje de prueba, sin embargo tuvo dificultades a lo largo de la ruta con una decena de derrumbes provocados por una intensa lluvia y granizada que hicieron efecto en los cortes de los cerros.

Ante tal situación decidió esperar que pase la temporada de lluvias, que se estabilicen los cerros removidos, y luego comenzar a operar por la nueva ruta, lo cual estima será en abril o mayo.

“La carretera en algunos sectores está perfecta para los buses modernos que tenemos, pero en otros hay muchas curvas, eso significa que debemos ir con mucha precaución y no tener problemas”, señaló el socio de la empresa Trans Azul, Casiano Arapa.

Indicó que muchos pasajeros piden viajar por norte Potosí para conocer poblaciones como Ravelo, Ocurí, Macha, Pocoata, Uncía, Llallagua y Huanuni, por lo que la empresa tiene pensado prestar un servicio diurno, partiendo de Sucre a las 7:00 y llegar a Oruro al mediodía, de manera que los pasajeros puedan almorzar en esa ciudad.

Trans Azul que cuenta con más de 60 buses que transitan por el país, en junio estrenó 14 buses modelo 2018, con características particulares en cuanto a seguridad y comodidad, además de un sistema ecológico que reduce la contaminación.

Las demás empresas de transporte que operan a Oruro y La Paz recién tienen pensando cambiar de ruta en las próximas semanas e incluso meses, en algunos casos lo descartaron porque consideran que la carretera no es apta para buses cama, conocidos como Leito, que son altos, largos y con chasis bajo.

“Ya hemos intentando ir por esa ruta cuando hubo bloqueos pero no hemos vuelto porque se ha raspado la parte de adelante, de atrás y la panza (base de la carrocería) inclusive en los coches que son semicama que son más altos igual hemos raspado; hay dos curvas donde no se ha previsto la dimensión de los buses cama”, comentó el funcionario de la empresa Illimani, Alejandro Mora.

El pasado 21 de diciembre, el Gobierno inauguró las tres fases del tramo Sucre-Llallagua de la ruta diagonal Jaime Mendoza, además del puente Fisculco, ubicado a 29 kilómetros de la Capital.

El trayecto entre Sucre y Llallagua que tiene una distancia de 233,07 kilómetros demandó una inversión global de 237,4 millones de dólares.

Con ello, la distancia entre Sucre y Oruro, haciendo el trayecto por Potosí que era de 468 kilómetros se redujo por la nueva ruta a 333,9 kilómetros, 133 menos, lo que representa más de dos horas de ahorro en viaje.

http://correodelsur.com/local/20190102_buses-aun-no-hacen-uso-de-la-diagonal-jaime-mendoza.html