Tras protestas de opositores en Sucre, la CIDH dice que es una muestra de la democracia vigente en Bolivia

Por Gonzalo Pérez Bejar – Cambio.- La nueva presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Arosemena de Troitiño, afirmó que las protestas, como la que presenció ayer en la capital del Estado, son muestra de la vida democrática.

“Eso es la sociedad, eso es la democracia, la oportunidad de expresarse, de protestar, de demandar sus derechos, de demandar lo que la población y ciudadanía espera; eso es el proceso de la vida democrática, que las comunidades y sociedades tienen que asegurar y que estén dirigidas a la garantía de la vida democrática, a la garantía de la convivencia pacífica”, afirmó.

Así aludió de manera directa a la manifestación que presenció, junto con sus colegas, en la plaza 25 de Mayo, de la ciudad de Sucre, donde un grupo de personas protestó en contra de la nueva postulación del presidente Evo Morales.

El procurador general del Estado, Pablo Menacho, destacó las apreciaciones efectuadas por la nueva presidenta de la CIDH.

“Ella dijo que es una muestra clara del Estado de derecho y de la plena democracia que se vive hoy en Bolivia”, afirmó.

Jornada

En su segundo día de estadía en la ciudad de Sucre, Arosemena, junto con los otros comisionados, fue declarada Huésped Ilustre por el Concejo Municipal.

Arosemena dijo que se siente orgullosa por el reconocimiento y señaló que le demanda mayor compromiso para cumplir con la población.

En la ocasión, volvió a aclarar que en este 171º período de sesiones que se realiza en Bolivia no se abordan los temas del país anfitrión.

“Eso no quiere decir que no atenderemos las situaciones del país, sino que no serán abordadas por respeto y para no crear ninguna situación de conflicto”, señaló.

Menacho apuntó que las reuniones de la CIDH con la sociedad civil estarán orientadas a conocer sus inquietudes, pero no se abordarán temas de coyuntura política nacional “porque no hablan de temas locales”.

Democracia fortalecida

Para el canciller Diego Pary, el hecho de que la CIDH en pleno sesione en Bolivia es una muestra clara de que la democracia está fortalecida y hay grandes avances en cuanto a derechos económicos, sociales y políticos.

“Nuestra democracia está consolidada y, por ello, los organismos internacionales de derechos humanos están sesionando en el país. Ellos están en el país y están mirando todo aquello que está sucediendo”, sostuvo. Para el lunes 11 de febrero está prevista la sesión de inauguración del 171 período de sesiones de la CIDH y el presidente Evo Morales fue invitado.